La organización Transparency International, calificó este jueves 29 de septiembre, como “alentadora” la noticia de que el Gobierno de Panamá ha pedido a Estados Unidos que extradite al expresidente Ricardo Martinelli para ser procesado por escuchas ilegales y otros delitos de corrupción.

Sin embargo, la preocupación ante la posibilidad de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) impulse solamente los cargos por escuchas telefónicas ilegales y otros delitos de corrupción relacionados, y no así por hechos relevantes como: información privilegiada, extorsión, aceptación de sobornos, malversación de fondos públicos, abuso de poder, y otra decena de delitos donde Martinelli estaría directamente implicado, no deja de estar latente.

“El pedido de extradición por parte de las autoridades panameñas es una noticia sumamente positiva, y muestra que incluso los expresidentes pueden ser convocados a responder por sus actos”, señaló el presidente de Transparency International, José Ugaz.

Esta organización señala que entregó a Martinelli una lista con más de 40 preguntas detalladas sobre estos y otros casos en junio de 2016, pero no han recibido contestación.

“Pedimos a las autoridades panameñas que prosigan con la intensa labor que permitió llegar hasta esta instancia y que no aminoren sus esfuerzos en esta causa de corrupción a gran escala, que se ha convertido en una de las más emblemáticas a nivel mundial”, recalcó.

A juicio de la organización, “existe un riesgo muy concreto de que Martinelli logre eludir el lento accionar de la justicia, que ha tardado un año y medio en llegar a este punto”.

Los procedimientos futuros contra Martinelli deberán ser transparentes, efectivos y tomar en cuenta los intereses de las víctimas. La población panameña debería tener la certeza de que se está aplicando todo el peso de la ley para juzgar a un hombre que, hasta hoy, se ha librado de rendir cuentas, aparentemente gracias a sus cargos políticos anteriores y actuales, recalca un comunicado emitido por transparencia internacional.

Según se indica en un resumen de los informes de auditoría disponibles y en investigaciones realizadas por el capítulo panameño de Transparency International, más de $300 millones podrían haberse perdido debido a la corrupción.

“Desde 2014, en Transparency International hemos propugnado que Martinelli sea llevado ante la justicia. Ansiamos el momento en que tenga que dejar su lujoso condominio en Miami para viajar hasta la ciudad de Panamá y visitar sus tribunales”, señaló Ugaz.

TVN