Miles de personas aprovecharon el fin de semana para ir a los centros comerciales a realizar gestiones para poder ejercer su derecho al voto, dado a que ayer fue el último día para inscribirse, reactivarse o hacer cambios.

La mayoría de las personas entrevistadas por El Nuevo Día confesaron que están inclinados a votar por candidatos que no son de los partidos tradicionales y que por eso algunos llevaban más de una hora esperando para realizar los trámites.

Una madre y su hija esperaban en la fila del espacio que habilitó la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) para establecer una Junta de Inscripción Permanente (JIP) en el segundo nivel del centro comercial Plaza Las Américas, donde ofrecieron servicios del 12 de septiembre hasta ayer.

Delia Rivera, de Coamo, y su hija, Priscilla Reyes, aprovecharon la media mañana de ayer para ir juntas, una a reactivarse y otra a inscribirse por primera vez.

Rivera, quien es maestra, confesó que fueron sus hijos y sus estudiantes los que la convencieron para volver a activarse para votar, luego de dejar de votar en los últimos dos comicios electorales.

“Dejé de votar hace dos cuatrienios porque no me gustaba la política. Nadie (de los políticos) me convence. Me convencieron mis hijos y mis estudiantes”, manifestó Rivera.

Su hija, de 20 años, fue a activarse para votar por primera vez.

“Pienso que nosotros los jóvenes debemos hacer un cambio y es importante que vayamos a votar”, opinó la joven, quien confesó que se inclina a votar por alguno de los candidatos independientes.

En la fila, que al comenzar operaciones se extendía desde el local al lado de la tienda Novus hasta Sears Brand Central, estaba Fernando Castro, quien no votó en las pasadas elecciones y buscaba reactivarse. Pero al ver la fila, le orientaron que habían JIP’s en la propia CEE en Hato Rey, por lo que optó por ir a esa oficina y así poder llegar a tiempo a su trabajo en la tarde.

“No voté en las pasadas elecciones porque no encontré un candidato que me gustara. Ahora eso cambió”, dijo Castro, quien no quiso decir por quién votará.

Cristino Núñez no ha votado desde el 1996.

“No me ha salido el deseo de votar, hasta ahora. Definitivamente no voy a dar mi secreto (de por quién votará). Es uno de los candidatos de los partidos tradicionales”, se limitó a decir el residente de Barrio Obrero, en Santurce.

Ahmed Crespo hacía la fila para actualizar su dirección.

“Desafortunadamente, todavía estoy un poco indeciso. Estoy en proceso de recoger información de los candidatos independientes para educarme”, indicó el residente de Hato Rey.

La joven de 18 años, Karimar Colón, hacía la fila afuera antes de poder entrar al espacio habilitado con sillas.

“Es mi país, no me quisiera ir, y espero tomar una buena decisión. Espero poder votar bien. Estoy inclinada a votarpor Alexandra Lúgaro, pero estoy completamente abierta a las posibilidades”, señaló la residente de Ponce.

A Wendell Villanueva, “ninguno me convence”, pero aún así, esperaba su turno para reactivarse, al igual que Janice Pérez, de Guaynabo.

“Es una responsabilidad como ciudadana (votar). Sé que va a ser un voto mixto. Voto por candidatura. Nunca he votado por un partido. Hay unos que están descartados”, dijo Pérez.

El supervisor a cargo de la JIP de Plaza, Iván Pabellón, informó que atendieron a aproximadamente 800 personas diariamente, y que el sábado salieron a la medianoche.

Destacó que las JIP’s “están vacías” mientras los centros comerciales estaban abarrotados. Dijo que el sábado se formó un revolú porque daban turnos y la gente se iba y cuando regresaban, se había pasado el turno pero aún así reclamaban que los atendieran. Ayer optaron por el sistema de filas.

El Nuevo Dia