“Causamos gran dolor con retención de personas por razones económicas”: ‘Iván Márquez’

El jefe negociador de las Farc ‘Iván Márquez’ reiteró el compromiso de las Farc de no volver a emplear al secuestro, práctica que, según indicó, abandonaron hace más de cuatro años y con la cual causaron “gran dolor” a muchos colombianos.

“Queremos reconocer con sentimiento de humanidad y reconciliación que en el desenvolvimiento del conflicto las Farc también causamos un gran dolor con la retención de personas por razones económicas.Tal conducta, aunque siempre tuvo el propósito de sustentar las necesidades de la rebelión, terminó lacerando entornos familiares”, indicó en un video divulgado por las Farc.

Además, señaló que al reiterar el abandono del secuestro, esperan que “dichas prácticas queden sepultadas para siempre con la guerra que culmina”.

De igual forma, el jefe negociador de la guerrilla indicó que este gesto “motive en otros intervinientes en el conflicto su disposición y coompromiso con las victimas y la reconciliación nacional”.

Este pronunciamiento se da luego de que el sábado familiares de ocho de los doce diputados del Valle se reunieron en Cuba con negociadores de paz de las Farc para pedirles un acto de perdón y verdad en Cali por el secuestro y asesinato de los políticos.

Luego de escuchar la voz de las víctimas, los miembros del secretario de las Farc manifestaron su deseo de pedir perdón por el secuestro de los doce diputados, cuyo único sobreviviente fue Sigifredo López, hoy asesor para la paz y el posconflicto de la Gobernación del Valle.

López fue invitado a la reunión, pero alegó motivos personales y envió en su representación a su esposa Patricia Nieto.

‘Pablo Catatumbo’, negociador de las Farc, dijo: “no vamos a evadir nuestra responsabilidad. Ellos estaban en nuestras manos. La muerte de los diputados fue lo más absurdo de lo que he vivido en la guerra. El episodio más vergonzoso. No nos enorgullecemos de ello. Hoy con humildad sincera hacemos un reconocimiento público y pedimos perdón. Ojalá ustedes nos perdonen”.

El Pais