La sala penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), integrada por Soledad Gennari y Alfredo Elosu Larumbe, anuló la resolución del Tribunal de Impugnación que extendió un año más el plazo de la causa Fuentealba II.

Con esta decisión, se avaló el sobreseimiento de los 15 imputados en la causa que investiga la participación de efectivos y funcionarios en el operativo durante el que fue asesinado el docente y se declaró extinguida la causa.

Este proceso judicial ha sido acompañado por el accionar de organizaciones gremiales a nivel nacional. Durante la última audiencia el secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, aseguró que “este tribunal puede decidir: o confirma la impunidad que viene buscando un sector importante de la policía y el mismo exgobernador Sobisch o puede habilitar la posibilidad de que finalmente a través de un juicio oral y público se conozca la verdad y las responsabilidades que a cada uno le caben”.

El docente Carlos Fuentealba fue asesinado durante una protesta de docentes que se realizaba en Arroyito el 4 de abril de 2007. Por este hecho fue declarado culpable el policía Darío Poblete bajo la figura de “homicidio doblemente calificado”.

Luego se comenzó a investigar la vinculación de otros 15 actores y la jueza Carolina Álvarez sobreseyó a los imputados al darle la razón a uno de los defensores, Gustavo Lucero, quien adosó al pedido de sobreseimiento del fiscal Andrés Azar, que la causa estaba vencida por el plazo fatal del artículo 56 de la Ley Orgánica del Poder Judicial que dio dos años para readecuar las causas provenientes del viejo sistema.

Esta resolución fue revisada por el Tribunal de Impugnación, integrado por Mario Rodríguez Gómez, Richard Trincheri y Alejandro Cabral, que resolvió revocar los sobreseimientos y extender la investigación.

Finalmente, se anuló esta actuación determinando los sobreseimientos de los imputados en la causa.

Río Negro