A partir de este viernes, el territorio marítimo ecuatoriano será 5,3 veces más extenso que el territorio continental, una vez que entre en vigencia el Convenio de Delimitación Marítima entre Ecuador y Costa Rica, con lo que las fronteras del país quedan totalmente delimitadas.

En Puerto Ayora, en la provincia de Galápagos, los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, recibirán las nuevas cartas náuticas en las que constan los nuevos límites entre ambos países.

Los dos países comparten frontera marítima teniendo en cuenta la ubicación de las Islas Galápagos y la Isla del Coco, ubicadas al este del territorio continental en el Océano Pacífico. Esto implica que las Zonas Económicas Exclusivas de Costa Rica y Ecuador ya cuentan con límites precisos en las aguas del Océano Pacífico establecidas por mutuo acuerdo en base al modelo geodésico y bajo el principio de equidad.

Con esta ratificación de límites marítimos Ecuador ya puede administrar y conservar la totalidad de su territorio marino. Además, la nueva zona servirá para potenciar actividades de investigación científica marina, protección y preservación del medio marino, entre otros.

La ceremonia de entrega de cartas náuticas se realizará luego de que la Asamblea Nacional del Ecuador aprobara, en marzo de este año, el Convenio de Delimitación Marítima entre Ecuador y Costa Rica y de que se firmará el Decreto Ejecutivo No. 963, con el que el presidente Correa ratificó el convenio.

A decir del ministro de Relaciones Exteriores, Guillaume Long, la ampliación de la frontera marítima “crea mayores posibilidades de investigación, ciencia, tecnología y desarrollo en el mar”.

“Nuestras relaciones de vecindad, de soberanía e identidad hoy están más sólidas que nunca antes. Podemos conocer nuestro mar, investigarlo, crear mecanismos regionales de cooperación para explorar nuestros recursos marítimos, subacuáticos, nuestra riqueza natural, botánica y faunística, y afirmar la relación entre el continente y la potencialidad marítima”, señala un comunicado de la Cancillería ecuatoriana.

Hace más de medio siglo, la iniciativa política y diplomática del Ecuador consolidó el régimen marítimo de las 200 millas, lo que permite establecer la frontera marítima con Costa Rica, la última que quedaba por delimitar

Andes