La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, rechazó este lunes una invitación del presidente de México, Enrique Peña Nieto, a visitar ese país.

Durante una inusual conferencia de prensa a bordo de su avión de campaña, Clinton criticó severamente la reciente visita a México de su rival republicano, Donald Trump, la cual, dijo, representa un ‘‘incidente internacional vergonzoso’’.

Por otra parte, en una entrevista que transmitirá este miércoles la cadena estadunidense ABC News –la cual adelantó un extracto en Internet–, Clinton respondió ‘‘no’’ a la pregunta de si aceptaría la invitación de Peña Nieto antes de las elecciones de noviembre, como hizo Trump la semana pasada.

‘‘Voy a continuar enfocada en lo que estamos haciendo para crear empleos en casa, en lo que estamos realizando para asegurarnos de que los estadunidenses tengan las mejores oportunidades posibles para el futuro’’ dijo la candidata demócrata al periodista David Muir de ABC News.

Tras calificar de ‘‘desafortunado’’ el viaje de Trump a México, Clinton dijo que el abanderado republicano generó un ‘‘incidente internacional vergonzoso’’ con su breve viaje al vecino país, el miércoles pasado.

‘‘Salió diciendo una cosa y el Presidente mexicano lo contradijo casi de inmediato’’, indicó en alusión al tuit del mandatario federal en el que aseguró: ‘‘Al inicio de la conversación con Donald Trump dejé claro que México no pagará el muro’’.

En la visita, que fue muy criticada en México, Trump insistió en su afirmación de que construirá un muro en la frontera en caso de llegar a la Casa Blanca tras las elecciones del 8 de noviembre, y dijo que no había hablado con Peña Nieto sobre quién pagará por la construcción, pese a su insistente afirmación de que lo hará México.

Clinton criticó la manera de manejarse de Trump. ‘‘Ni siquiera supo cómo comunicarse efectivamente con un jefe de Estado y pienso que eso es un muy claro resultado de ese viaje’’, dijo.

La entrevista con la candidata demócrata, realizada por David Muir, se transmitirá este miércoles en el programa Good Morning America.

Trump, que durante más de un año ha estado atacando a México como parte de su campaña, aceptó de manera inesperada la invitación de Peña Nieto y fue recibido en la residencia oficial de Los Pinos.

Ese mismo día, horas más tarde, presentó su propuesta contra la inmigración de indocumentados en un acto en Phoenix, Arizona, donde dijo que México pagará ‘‘100 por ciento’’ por la muralla. ‘‘Todavía no lo saben, pero lo van a hacer’’, aseveró.

En sus declaraciones a ABC News, Clinton dijo que Trump ‘‘doblaría su apuesta’’ con su ‘‘absurdo plan’’ de usar una fuerza de deportación para acorralar a la gente que vive en Estados Unidos sin papeles.

Afirmó que el discurso de la semana pasada de Trump sobre inmigración fue uno de los ‘‘más llenos de odio y recalcitrantes’’ que ha pronunciado hasta ahora. Agregó que el magnate ya grabó en piedra su postura acerca de deportar a todos los que viven en el país sin documentos, y aún continúa cambiando su lenguaje.

Trump dijo a reporteros este lunes que los indocumentados que viven en Estados Unidos sin autorización podrían no necesitar regresar a sus países de origen para regularizar su estancia. Su postura, refirió la agencia Ap, sobre qué hacer con la gente que vive indocumentada en Estados Unidos sigue sin ser clara.

La Jornada


Defiende Peña su reunión con Trump

Cuando la decisión de su gobierno de invitar a Los Pinos al republicano Donald Trump vive una intensa polémica, el presidente Enrique Peña Nieto defendió de nuevo el derecho a buscar un espacio en el debate que sobre México tienen los dos aspirantes a la Casa Blanca ‘‘y eso permita moderar, obtener una mayor información al posicionamiento’’ de ambos sobre el país.

Y dijo haberlo hablado en esos términos con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en sus encuentros informales aquí durante la cumbre de líderes del G-20.

México –puntualizó Peña– tiene interés por insertarse ‘‘en un espacio de diálogo’’ en las elecciones de Estados Unidos, ante el hecho inédito de que ‘‘está siendo parte del debate’’ electoral de aquel país.

Por tanto, es ‘‘legítimo’’ que procure un espacio para ‘‘poder puntualizar cuál es el papel que tiene en la relación con Estados Unidos, la relevancia que tiene ésta (y) lo estratégico que es nuestra alianza para ambas naciones’’, dijo.

Quiso también poner de relieve –subrayó– el enorme aporte que hacen los mexicanos que viven en Estados Unidos, tanto de origen mexicano como de primera y segunda generación –más de 30 millones–, y conforman una comunidad trabajadora que realmente aporta al desarrollo de ese país, ‘‘y ese ha sido el motivo de buscar los encuentros con ambos candidatos, y así lo compartí con el presidente Barack Obama’’, dijo Peña.

En un mensaje a medios de comunicación, donde el mandatario mexicano nunca mencionó por su nombre a Donald Trump, Peña refirió haber dicho al jefe de la Casa Blanca que tal circunstancia es ‘‘inédita’’ en el debate de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos.

En respuesta, aseguró haber encontrado en Obama ‘‘toda la disposición y la gran voluntad para que sigamos trabajando en la ruta que hemos construido, en estos acercamientos (y) la agenda de trabajo’’ que existe de tiempo atrás y que ambos gobiernos han definido de forma conjunta. ‘‘Hubo claridad para que nos mantuviéramos así hasta el final de su gestión’’, remarcó Peña.

El mandatario mexicano prácticamente no aceptó preguntas. Repasó los temas de las sesiones de trabajo de los presidentes y jefes de Estado de las economías más importantes del mundo, convocadas aquí por el gobierno de China, y casi de inmediato se retiró.

Cuando se disponía a irse se detuvo, sin embargo, para detallar su conversación con Barack Obama, quien tuvo en ésta su última participación en una cumbre del G-20.

Peña Nieto dijo haber encontrado en el demócrata ‘‘una gran receptividad. Y yo reiteré estos dos puntos: reconocimiento hacia su gobierno, respeto hacia el proceso electoral de Estados Unidos y sí, el interés de México por simplemente insertarnos en un espacio de diálogo ante lo que hoy estamos observando: que México está siendo parte del debate como quizá no había ocurrido en otro momento y de manera hoy inédita’’.

Además, ‘‘en privado y público’’ transmitió al político estadunidense –que en enero terminará en la presidencia de su país– ‘‘el reconocimiento que el gobierno de México le tiene por la colaboración y cooperación en temas y metas específicos como la seguridad, la educación, medio ambiente, seguridad e infraestructura fronteriza’’, añadió.

‘‘Dejamos constancia y testimonio de reconocimiento y gratitud a la gran colaboración de su gobierno con el de México para trabajar en temas compartidos y en la solución’’ de problemas comunes, insistió Peña Nieto.

Señaló: ‘‘Le reiteré (a Obama) la disposición del gobierno de México por mantenerse respetuoso del proceso democrático de Estados Unidos’’, pero al mismo tiempo del interés por abrir espacios de diálogo con los candidatos para ponerlos en contexto a los candidatos sobre la relevancia de México para Estados Unidos y viceversa. Y él ‘‘fue muy respetuoso y con gran disposición a que sigamos trabajando’’, aseguró.

La Jornada