El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este martes al presidente de México, Enrique Peña Nieto –cuando no ha pasado ni una semana de la reunión que tuvieron en Los Pinos– de romper las reglas que pactaron respecto del controvertido tema del muro que el estadunidense quiere construir en la frontera con México si llega a la Casa Blanca. Aseguró que Peña Nieto no le dijo que no a la posibilidad de que su país pague por la polémica obra.

Trump declaró que Peña Nieto violó algunas reglas de juego y dio a entender que se retractó de cosas que ambos hablaron sobre la construcción y el pago del muro.

En entrevista con el programa Good morning America, de la cadena ABC, el magnate declaró: el hecho es que México va a pagar por el muro. Agregó: se acordó que no sería discutido, pero ellos conocen mi postura y yo la de ellos. Afirmó que Peña Nieto no le dijo que no a la posibilidad de que México pague por el muro.

Trump viajó a México la semana pasada para reunirse con Peña Nieto. En conferencia de prensa conjunta, el republicano indicó que no hablaron de quién pagaría el muro. Después, el mandatario mexicano tuiteó que abordaron el tema y que él dejó claro que México no pagará por el muro.

El magnate argumentó que Peña no le dijo que no pagaría el muro, sino que envió un tuit después de reunirse con él. El hecho es que México pagará el muro. Se discutió que no se discutiría (en la reunión) pero ya conocen mi posición y yo conozco su posición, aseveró.

Hasta que sea presidente no voy a presionar mucho, pero conocen completamente mi posición: vamos a construir un muro y México va a pagar por el muro. Muy simple, manifestó.

Eduardo Sánchez, vocero de Peña Nieto, confirmó que en la reunión el Presidente dejó claro que su país no pagaría por la construcción del muro.

Ellos van a pagar el muro. Nosotros vamos a construir el muro. Vamos a mantener las drogas fuera. Tenemos a toda esta gente que inunda nuestro país. Vamos a sacar a toda esa gente. Los vamos a sacar a todos, subrayó Trump.

Después de mantener las formas y actuar con diplomacia inusitada el miércoles en Los Pinos, Trump levantó el tono esa misma noche al volver a Estados Unidos: Construiremos un gran muro a lo largo de la frontera sur y México pagará el muro, ciento por ciento. No lo saben aún, pero van a pagarlo, manifestó en un mitin en Arizona, donde apuntaló el discurso de mano dura con la inmigración sobre el que ha construido su candidatura.

Lo dicho por Trump en la entrevista con ABC fue una respuesta a la candidata demócrata, Hillary Clinton, quien poco antes, en declaraciones a la misma televisora, acusó al magnate de haberse acobardado en la cita con Peña al no hablar de quién pagaría el muro.

Salió diciendo una cosa y el presidente mexicano lo contradijo casi inmediatamente, dijo Clinton. No lo planteó, así que se acobardó, añadió.

No me he acobardado, manifestó Trump. “Es ella la que se acobarda… A mí me están dando puntos por mi trabajo en México.”

Tras la reunión entre Trump y Peña Nieto, la campaña de Clinton acusó al magnate de pretender que otro país pagara por la pieza clave de su eventual gobierno. No tocó el tema, ni siquiera supo cómo dirigirse a un jefe de Estado; eso quedó claro tras su visita, afirmó Clinton.

La Jornada


Diputados acuerdan pedir a la SRE informe sobre la visita de Trump

Por unanimidad, la Cámara de Diputados acordó pedir a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), “antecedentes, las condiciones, el desarrollo y el resultado de la visita del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, a la residencia oficial de Los Pinos”.

Minutos antes de que concluyera la primera sesión ordinaria del segundo año de labores de San Lázaro, la Junta de Coordinación Política presentó el punto de acuerdo.

Cecilia Romero, diputada del PAN, aclaró que aunque su partido firmó el punto de acuerdo, a su consideración, quien debería entregar el informe es el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, sus asesores y el encargado de la Consejería Jurídica de la Presidencia.

“…Sí queremos aclarar muy concretamente que ese informe que estamos pidiendo a la Secretaría de Relaciones Exteriores, que formal y oficialmente es la que debería darlo, más bien habría que pedírselo a los asesores más cercanos al presidente Peña, como el secretario de Hacienda, tal vez como su consejero jurídico. Y sobre las consecuencias creo que ya bastante hemos tenido”, dijo.

La panista y ex secretaria general nacional del PAN recordó que hubo un rechazo nacional e internacional a la invitación de Donald Trump.

“Ya vemos cuál ha sido el rechazo nacional e internacional a esta decisión del Ejecutivo federal, que no ha traído sino ridículo ante la opinión pública nacional e internacional. Estamos de acuerdo con que se pida el informe, votamos a favor, pero francamente con eso no se van a lavar la cara por este craso error que se ha cometido desde la Presidencia de la República”, dijo.

Luego, Rocío Nahle, coordinadora de la fracción de Morena, especificó que el informe que se está pidiendo fue redactado en consenso con todos los partidos políticos; antes, los diputados de Movimiento Ciudadano (MC) evidenciaron que ambos partidos, Morena y MC, se han dividido en la Cámara de Diputados.

El diputado Salvador Zamora Zamora, pidió la palabra y felicitó a la Jucopo por “haber tomado la iniciativa del diputado Clemente Castañeda, (coordinador de MC), de que sea la Secretaría de Relaciones Exteriores quien dé un informe a esta Soberanía de la visita del candidato norteamericano Donald Trump, con todos los antecedentes, las condiciones, el desarrollo y los resultados de esta visita”.

De inmediato, Nahle pidió la palabra para “agradecer a todos los coordinadores el consenso que hicimos todos los grupos parlamentarios. No fue redacción exclusiva de ningún grupo. Es todo”.

El motivo del distanciamiento entre ambos partidos, quienes juntos habían estado respaldando a Andrés Manuel López Obrador, es que MC ha dado a entender que está de acuerdo con algunos aspectos de la reforma energética, hecho que Morena rechaza de manera tajante. Juntos, los dos partidos suman 57 votos (35 de Morena y 22 de MC).

El Proceso