Moreno: “Queridos militantes de Alianza PAIS: acepto”

Un estadio de Aucas copado de ciudadanos proclamó a Lenín Moreno como candidato a la Presidencia de la República por Alianza PAIS. Ante el pedido de los simpatizantes y de Rafael Correa, el exvicepresidente contestó: “Queridísimos militantes de Alianza PAIS: acepto”.

El encuentro se realizó en el estadio de Chillogallo (sur de Quito). Moreno —que usó una camisa blanca mientras que el resto vestía color verde— puso 2 condiciones a la militancia para aceptar el cargo: “que sigamos caminando juntos hasta el final” y que “si surge algún escollo, distanciamiento, con hermandad lo superen y vuelvan a abrazar al compañero, porque el camino es duro, duro, duro”.

El movimiento PAIS aprobó ayer el binomio Lenín Moreno, como presidente, y Jorge Glas como vicepresidente, así como el plan de gobierno 2017-2021, que contempla 12 revoluciones, con miras a las elecciones del 19 de febrero de 2017.

Este plan comprende las revoluciones del conocimiento y capacidades, justicia, económica, productiva y del trabajo; agraria, de la juventud, ecológica, urbana y de los territorios. Además de cultural, social, política, ética y de soberanía e integración. “Vamos por más”, dijo el candidato presidencial de PAIS, quien señaló que su mayor reto será “superar la obra” del actual presidente, Rafael Correa.

“Seamos unidos los hermanos, la tarea es ir a cada provincia, cantón, parroquia, barrio, casa, incluso con aquellos que sean opositores y con quienes se puede hablar y contarles la leyenda de la Revolución Ciudadana”, agregó Moreno. A su criterio, la ciencia y la tecnología deben estar al servicio de los más pobres.

“Que cada científico sea un activista social, basta de hacer juguetes caros para niños ricos, accesibilidad para personas con discapacidad y equiparar oportunidades”, manifestó como su principal propuesta de campaña. Reconoció que la solidaridad la aprendió de su vida en las comunidades de la Amazonía y la Sierra, así como de los tiempos de alfabetización que compartió con su padre, a quien dirigió parte de su discurso.

“Vamos por más, porque la misión continúa, ya no son únicamente las personas con discapacidad, sino las personas de la tercera edad […] vamos por la inversión, la producción, el empleo, el emprendimiento de los jóvenes que vamos a financiar”. Agregó que en su gobierno seguirá el cambio de la matriz productiva, “dejemos de producir cosas de pobres para pobres, añadamos valor agregado”. También habló de la necesidad de afianzar la educación superior.

De su lado, el candidato a vicepresidente, Jorge Glas, dijo que afrontará el desafío. “Por primera vez los ecuatorianos están de pie, pero queremos llevar a este país mucho más alto”. Según Glas, a pesar de los problemas como el terremoto del 16 de abril de este año, el país salió adelante. “Este es el momento de Ecuador, de los ecuatorianos […]

Se acabó el país del sálvese quien pueda”. Agregó que se fortalecerá al Ecuador en áreas como energía, tecnología, conocimiento y talento humano. Correa pidió a los militantes que antes de “ideología vean principios y valores; el corazón de las personas”.

Aclaró que no se permitirá que por supuestas estrategias de campaña se aparten de PAIS, “esto no solo sería desleal, sino torpe”. Señaló que una encuesta refleja que 38% de ecuatorianos quiere que siga la Revolución Ciudadana con PAIS. “Es un voto extremadamente duro, que tan solo conservándolo y frente a la dispersión de los opositores nos haría ganar en una sola vuelta”, señaló el Primer Mandatario.

El Telégrafo


Todos los presidenciables se conocerán en seis semanas