Un total de 89 policías declararon por la muerte con disparos de arma de fuego de cuatro mineros en los departamentos de La Paz, Oruro y Cochabamba, durante el conflicto cooperativista de agosto, informó el fiscal General, Ramiro Guerrero.

Entre el 12 de septiembre y el 3 de octubre declararon policiales, clases, oficiales y comandantes departamentales que participaron de los operativos de desbloqueo en agosto. “En todo ese tiempo se ha citado a esa cantidad de personas quienes han prestado sus declaraciones y han brindado alguna información”, señaló.

Guerrero presentó este martes un informe oral ante la Comisión de Justicia Plural, Ministerio Público y Defensa Legal del Estado de la Cámara de Diputados sobre el conflicto cooperativista de agosto que acabó con el asesinato del viceministro Rodolfo Illanes y la muerte de cinco mineros, entre ellos cuatro por impacto de bala.

“Considerando la complejidad de las investigaciones aún no existen personas detenidas (por la muerte de cuentapropistas), no existe ninguna imputación formal tampoco contra ninguna persona, estos casos están en etapa preliminar, pero sí estamos extremando todos los recursos para identificar al autor o autores de estos hechos”, afirmó.

En el caso del minero Rubén Arapaya declararon 38 policías en La Paz. En Cochabamba, las muertes de Germán Mamani y Severino Ichota se encuentran en investigación; en el primer caso fueron a declarar 38 personas y en el segundo 11, todos son efectivos del orden. Mientras que sobre el cuentapropista Pedro Mamani fueron citados a prestar declaraciones dos policías.

Las jornadas de mayor violencia se registraron del 23 al 25 de agosto, entre la Policía y los cooperativistas.

La Razón