Morales condena la ‘conducta intervencionista’ de Almagro con Venezuela

El presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó ayer la “conducta intervencionista” del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y aseguró que su país “continuará defendiendo al pueblo venezolano”.

“Condenamos la conducta intervencionista del secretario general de la OEA Luis Almagro y su indigna tarea de marioneta pro imperial”, escribió Morales en su cuenta de la red social Twitter sobre el excanciller de Uruguay bajo la presidencia de José Mujica, que se consideraba un Gobierno afín.

Las declaraciones son una respuesta a los últimos posicionamientos del diplomático uruguayo que, desde un foro en Miami, manifestó el viernes que es hora de “acciones concretas” en Venezuela.

El mandatario boliviano insistió en sus mensajes contra Almagro, de gran dureza, hasta el punto de decir que “nunca como hoy un secretario general de la OEA como Almagro se convirtió en mercader de nuestras soberanías junto a bufones adictos al imperio”.

Morales afirmó que es sabido el “carácter pro colonial” de la OEA, pero nunca imaginó que “Luis Almagro haría el triste papel de ‘felipillo’ de la intervención”.

El apelativo de “Felipillo” es una referencia al indígena que acompañó a los conquistadores españoles Francisco Pizarro y Diego de Almagro en sus expediciones a Perú.

No es la primera vez que Morales se manifiesta de este modo contra el secretario general de la OEA, ya que cuando propuso aplicar la Carta Democrática de la organización contra el Gobierno de Maduro en Venezuela también lo acusó de servir a intereses imperialistas.

En otro “tuit”, el presidente aseguró que Bolivia “continuará defendiendo al pueblo venezolano con toda la fuerza política y democrática que exige su soberanía y su institucionalidad”.

La Razón


Almagro: Negar el Revocatorio en el 2016 es un punto de inflexión

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, llamó este sábado a los países de la región a tomar “acciones concretas para defender la democracia en Venezuela” después que el Consejo Nacional Electoral (CNE) suspendiera el proceso de recolección de firmas para convocar a un Referendo Revocatorio (RR), lo que consideró un punto de inflexión y de quiebre del sistema democrático.

Subrayó, según nota de prensa del organismo que dirige, que “sólo las dictaduras despojan a sus ciudadanos de derechos, desconocen el Legislativo y tienen presos políticos”, y agregó: “hoy estamos más convencidos que nunca del rompimiento del sistema democrático. Es hora de tomar acciones concretas”.

Explicó que la negación por parte del CNE al pueblo venezolano de su derecho constitucional para realizar el RR viola los derechos y la soberanía popular.

Almagro sostuvo que el presidente Nicolás Maduro, perdió “toda su legitimidad de origen tras dejar al pueblo de Venezuela sin derechos electorales”, y que por lo tanto será suya la responsabilidad ante la inestabilidad política que se genera.

El jefe de la OEA llamó a los países de las Américas a actuar en el marco del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, que “impone la obligación de resultados concretos”, y urgió a contar con mediadores que tengan “la confianza de todos”.

En este sentido, Almagro se refirió a la iniciativa de diálogo liderada por los ex presidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero; de Panamá, Martín Torrijos; y de República Dominicana, Leonel Fernández: “no ha logrado impedir la ruptura institucional, por el contrario más allá de su voluntad, ha sido funcional a la seguidilla de obstáculos interpuestos para la realización del RR.”

Por ello, concluyó Almagro, es fundamental que “una nueva mediación permita dar fuerza moral a las soluciones que necesita el pueblo venezolano”.

El Universal