El 48% de los bosques en Centroamérica se encuentran en comunidades indígenas, según un mapa presentado en Nicaragua por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

‘El mapa refleja con evidencias científicas basadas en verificación, basados en hechos, que casi el 50% de los bosques de Centroamérica traslapan con pueblos indígenas, al igual que los ecosistemas marinos’, expuso la coordinadora de la Unidad de Biodiversidad y Derechos de la Oficina Regional de la UICN para Mesoamérica y el Caribe, María Pía Hernández, durante la presentación.

Entre los principales hallazgos del estudio realizado por la UICN es que Centroamérica es habitado por 63 grupos indígenas ubicados en una superficie de 202,017 kilómetros cuadrados en tierra y 80,308 en agua, especialmente en el Caribe.

Asimismo, el área boscosa de la región es de 211,793 kilómetros cuadrados, de los cuales el 48% se ubican en zonas de uso y ocupación de pueblos indígenas. Un 37% del área boscosa centroamericana está calificada como área protegida, que en total abarcan una superficie de 165,716 kilómetros cuadrados, según el estudio.

También el 32% de las áreas protegidas marinas, que suman un total de 92,114 kilómetros cuadrados, son habitados por pueblos indígenas.

‘El mapa viene a confirmar y a reafirmar una vez más, que nosotros, los pueblos indígenas, somos los mejores cuidadores de los bosques’, sostuvo el representante de los territorios miskitos de la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN) de Nicaragua, Mark Rivas, a periodistas.

Hernández explicó que la capa de los diferentes tipos de bosques de la región fue elaborada sobre la base de los mapas de usos del suelo facilitados por los Gobiernos de cada uno de los países centroamericanos, al igual que las capas de áreas protegidas. ‘El mensaje de este mapa es el de construir alianzas, a repensar la forma en cómo se están protegiendo las áreas protegidas de nuestro país y nuestra región’, indicó la directora de UICN.

El mapa ha permitido que grupos indígenas y gobiernos de la región se unan a la UICN para mapear ecosistemas impresionantes bajo el resguardo de los Pueblos Indígenas.

El mapa muestra dos caras, el lado A presenta las capas de pueblos indígenas y los ecosistemas naturales; el lado B muestra la capa de pueblos indígenas y la de áreas protegidas.

La Estrella de Panamá