En la Casa Amarilla, en la ciudad de Caracas, las delegaciones del Gobierno Nacional y del Eln harán en la noche de este lunes un anuncio sobre los diálogos de paz.

De acuerdo con el Gobierno, está previsto que la comunicación se dé a las 7:00 p. m., hora colombiana.

Fuentes extraoficiales aseguraron que el anuncio está dirigido al inicio de la fase pública de los diálogos de paz, que tendrán como sede a la ciudad de Quito, en Ecuador. En el primer trimestre del año, en Caracas, también se había anunciado la hoja de ruta para los diálogos con esa guerrilla y que se vieron suspendidos hasta que el Eln liberara a todos los secuestrados en su poder y dejara de cometer este delito.

En el anuncio estarán por el Gobierno Nacional Mauricio Rodríguez y José Noé Ríos, así como el general (r) Eduardo Antonio Herrera Berbel. Fuentes en el proceso explicaron que este no será el equipo negociador definitivo.

Antes de que se realizara el plebiscito para refrendar los acuerdos de paz con las Farc (en el que ganó el ‘No’), tanto el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, como el presidente Juan Manuel Santos, habían pedido al Eln que liberara a todos los secuestrados en su poder para iniciar, en cuestión de días, la fase pública de los diálogos.

“Si liberan a los secuestrados la misma semana entrante podríamos anunciar que comienza la fase pública de las negociaciones porque ya tenemos con el Eln el 50% de la negociación, que es la agenda negociada”, dijo el presidente el pasado 27 de septiembre en Ciénaga, Magdalena.

En días posteriores, ese grupo guerrillero liberó a Ricardo Castellanos, un arrocero que mantenían secuestrado, así como al exalcalde de Charalá, Santander, Fabio León Ardila.

Aún se espera saber qué pasará con el exrepresentante a la Cámara del Chocó Odín Sánchez de Oca, en poder del Eln después de que se canjeara por su hermano, Patrocio Sánchez

El Tiempo


 

Inicio de diálogo público de paz entre Gobierno y ELN es inminente

El Gobierno y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, ELN, están listos para iniciar la fase pública de los diálogos de paz, la cual se anunciaría oficialmente este mismo lunes en una rueda de prensa en Caracas, Venezuela.

Fuentes de alta credibilidad, que pidieron reserva de su nombre para no entorpecer los anuncios oficiales que están a punto de revelarse, confirmaron a El País que este domingo se culminó exitosamente en la capital venezolana un agitado cronograma de reuniones entre delegados de las dos partes que buscaba desentrabar el proceso y poner a andar formalmente la mesa de negociación.

Luego de varias semanas de intensos contactos, que se aceleraron después del sorpresivo revés que sufrió el proceso de paz con las Farc en el plebiscito del pasado 2 de octubre, se llegó a un preacuerdo humanitario que contiene dos grandes compromisos.

El primero, que el ELN entregará todos los secuestrados que tiene en su poder. De hecho, las recientes liberaciones de los arroceros de Arauca y el exalcalde de Charalá, entre otros, fueron el preámbulo para este paso.

Y el segundo, que el Gobierno excarcelará a varios dirigentes y militantes de esa guerrilla que hoy están presos.

Las fuentes informaron a El País que, además, las delegaciones negociadoras por las partes ya están definidas, así como también las de los países acompañantes, y también se ha avanzado en el desarrollo programático y pedagógico de la Agenda que se firmó hace 6 meses, en marzo pasado.

Este lunes en la mañana las partes terminarán de perfeccionar el documento base que da inicio formal a los diálogos públicos de paz, por lo que es muy posible que el anuncio oficial se haga hoy mismo, hacia las 5:00 p.m., en Caracas.

Los diálogos formales de paz entre el ELN y el Gobierno, revelaron las fuentes a El País, tendrán lugar en la en La Capilla del Hombre, en Quito, donde se haría la primera sesión a comienzos de noviembre próximo.

La Capilla del Hombre es un museo que expone las obras del pintor y escultor Oswaldo Guayasamín, que él mismo denominó como un “llamamiento” a la unidad de América Latina, desde México hasta La Patagonia, por los derechos humanos y la paz.

Por esa razón ambas delegaciones, que han coincidido en resaltar el papel crucial y el compromiso de Ecuador como país sede de los diálogos, consideran que se trata de un lugar cargado de significación.

Así se concretó

“En la superación del impasse que llevó a la congelación de los diálogos, a causa del secuestro como práctica de guerra y medio de financiación por parte del ELN, ayudaron diversas personas y comisiones de Estado, Iglesia y comunidad internacional”, dijeron las fuentes.

El pasado miércoles 5 y jueves 6, mientras en Colombia se realizaban marchas estudiantiles para promover que se avanzara en el proceso con las Farc, en Caracas tuvieron lugar reuniones clave entre las delegaciones del Gobierno colombiano y el ELN.

Las mismas fueron facilitadas por el Gobierno de Venezuela, que actuó con celeridad a pedido de las dos partes. En la tarde del jueves ya se habían convenido los acuerdos necesarios para el inicio de la fase pública, y se tenía previsto hacer el anuncio oficial el viernes.

Pero esa madrugada, al igual que todos los colombianos, las dos delegaciones fueron sorprendidas por la inesperada noticia de que se le había concedido el Premio Nobel de Paz al presidente Juan Manuel Santos, por lo que fue necesario retrasar los anuncios.

En todas esas reuniones, dijeron las fuentes, participó el obispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, en representación de la Iglesia colombiana, que, como se sabe, en nombre de la sociedad civil ha mantenido un constante intercambio con la dirigencia del ELN y con los delegados del Gobierno, así como con los internos del ELN recluidos en la cárcel de Bellavista y que han sido designados como voceros de la organización insurgente.

Las fuentes de El País sostuvieron que con la mesa de Quito se espera ampliar el panorama de finalización del conflicto armado y construcción de paz que ya se abrió con las Farc en La Habana, “poniendo en el centro la participación de la sociedad, la democracia y las transformaciones para la paz”.

De igual manera, dijeron, “se espera articular el proceso cumplido con las Farc, urgiendo su implementación, pues es el marco que garantiza el cumplimiento de lo acordado entre la insurgencia subversiva y un Gobierno legítimo y con mandato constitucional y electoral de paz, en su segundo período”.

“Quito podrá significar que el plebiscito pasado se inscriba en el horizonte interno e internacional que se recrea con una paz más completa, más complementaria e incluyente de la población, pero que reafirma con apremio y aprecio lo construido en La Habana”.

El País