Multitudinaria manifestación por la paz llenó la plaza de Bolívar

Miles de personas participaron en la tarde y noche de este miércoles en las marchas por la paz que convocaron estudiantes universitarios de diferentes partes del país en Bogotá y otras 13 ciudades.

En la capital estudiantes de 26 universidades se movilizaron desde el Planetario Distrital y otros puntos rumbo a la Plaza de Bolívar. En el camino, por la carrera séptima, llevaban banderas blancas y de Colombia y la comunidad marchó vestida de blanco cargando velones.

Aunque en los momentos iniciales de la concentración se escucharon consignas a favor de la paz, y se entonó el himno nacional, la mayor parte de la marcha transcurrió en silencio. Los jóvenes pintaron sus rostros para reclamar un acuerdo con prontitud.

Ya en la Plaza de Bolívar volvieron las consignas. “¡Acuerdo ya!”, “¡paremos esta guerra!”, se escuchó entre la multitud, que pasadas las 7:30 p.m. volvió a entornar el himno nacional.

Paula Salinas, estudiante de la Universidad de los Andes y una de las organizadoras, manifestó que no esperaba una acogida tan grande a la propuesta.

“El recibimiento fue inmenso por parte de los bogotanos. La plaza de Bolívar se llenó y hubo buena voluntad por parte de los asistentes. (…) Esto es el inicio de muchas cosas, no solo por los estudiantes que organizamos el evento sino por los jóvenes de Colombia que tienen ánimo de reunirse para generar un cambio en el país. La marcha significó que somos capaces de organizarnos, sin importar las creencias de cada persona, para formar una unidad, un país. Significa para todos que hay esperanza para la paz, ánimo de paz y expectativa de paz”, aseguró.

Las universidades que promovieron la actividad son la actividad son Nacional, Los Andes, Distrital, Rosario, Javeriana, Santo Tomás, Católica, El Bosque, Colegio Mayor de Cundinamarca, Sena, Libre, Pedagógica, Manuela Beltrán, Central, Konrad Lorenz, Externado, La Salle, Jorge Tadeo Lozano y Uniminuto.

La iniciativa se dio luego de los resultados de las votaciones del domingo pasado, cuando el ‘No’ se impuso en el plebiscito refrendatorio de los acuerdos de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Este miércoles, además de Bogotá, también se realizaron marchas organizadas por estudiantes y otros sectores sociales en Barranquilla, Cali, Cartagena, Quibdó, Bucaramanga, Santa Marta, Manizales, Cúcuta, Neiva, San José del Guaviare, Arauca, Villavicencio y Pasto.

En el extranjero hubo manifestaciones de colombianos en Nueva York y Paris y otras grandes ciudades del mundo.

En Barranquilla, con la Catedral Metropolitana María Reina de testigo, 500 personas se reunieron en la Plaza de la Paz para manifestarse pacíficamente a favor de que se consiga una salida positiva a los acuerdos de paz.

Vestidos en su mayoría de blanco, el clamor de los asistentes es que no se vayan al traste las negociaciones que el Gobierno ha logrado con las Farc. “Como ciudadanos tenemos todo el derechos de estar enterados de lo mínimo que se discute y no queremos estar a espaldas de lo que se vaya decidiendo y proponiendo”, comentó Ezequiel Aristizabal, uno de los asistentes en Barranquilla.

“Nuestros padres ganaron la guerra y nosotros ganamos la paz”, se leía en una de las pancartas que cargaron los universitarios en Cali por el sur de la ciudad. Se estima que unos 2.000 jóvenes marcharon desde diferentes puntos hasta el parque Panamericano.

En Cartagena los manifestantes caminaron en silencio desde el sector de la India Catalina hasta la Torre de Reloj, en el Centro Histórico, y en Bucaramanga, en la plazoleta cívica Luis Carlos Galán, diferentes organizaciones sociales se unieron a los estudiantes de la Universidad Industrial de Santander (UIS) para apoyar los acuerdos.

“Hemos puesto los muertos y queremos que esto se acabe sin modificar lo que aparece en los acuerdos de las mujeres víctimas”, dijo Nelly Benavides, de la Red Departamental de Mujeres Víctimas.

En el parque Santander de Neiva (Huila) se congregaron cientos de líderes comunitarios y jóvenes, para pedir que se mantenga viva la esperanza de la paz.

“Portamos velas encendidas para que la luz guíe las negociaciones y nuestra petición es que el gobierno y las Farc no se levanten de la mesa y más bien encuentren salidas”, afirmó César Adolfo Parra, líder de la comuna 10 de Neiva, quien ha tenido que vivir los rigores del desplazamiento forzado.

“Si hay cambios al Acuerdo firmado con la guerrilla, ojalá escuchen la voz de los que nos ha tocado vivir de cerca la guerra”, señaló el dirigente comunal.

El Tiempo