Fueron de los grandes perdedores de la jornada electoral en Colombia. En días previos al plebiscito, las encuestadoras fueron unánimes en pronosticar una amplia ventaja del “Sí”, incluso por decenas de puntos, instalando la idea de que era casi imposible un triunfo del “No”.

En el último sondeo que la firma Datexco realizó para el diario El Tiempo, la ventaja del “Sí” era de 13,3 puntos porcentuales: el 55% de los consultados aprobaba el acuerdo de paz, mientras que el 36,6% se inclinaba por el “No”. La encuestadora Cifras y Conceptos proyectaba un margen similar, con 54% de intención de voto para el “Sí”, en tanto que la firma Ipsos-Napoleón Franco fue la más contundente, con una distancia de más de 30 puntos: 66% estaba a favor del acuerdo y 34% lo rechazaba.

Si bien las encuestas debieron respetar desde el martes pasado una veda electoral, se esperaba que la ceremonia de firma del acuerdo en Cartagena le daría un impulso final al fervor por la paz. Pero ello no ocurrió: el domingo, el acuerdo fue rechazado por el 50,21% de los votantes, frente al 49,78% que lo aprobó.

Según expertos, el principal factor en el que fallaron las encuestadoras fue la abstención. Para Datexco, el 67,1% de la población iba a votar, pero solo lo hizo el 37,4%, la menor participación en dos décadas en Colombia. Ello se puede explicar tanto por las fuertes lluvias del huracán Matthew, así como por el excesivo triunfalismo de la campaña del “Sí”.

Analistas, por otro lado, indican que la imagen del líder de las FARC, alias “Timochenko”, en el horario estelar de televisión y rodeado de líderes internacionales, pudo haber causado un impacto en la población y reforzado la idea de “impunidad” que instaló la campaña del “No”.

Economía y Negocios