Nuestra arma más efectiva sigue siendo la prevención

De nuevas acciones, efectivas, está urgida la región, y nuestro país también, ante un contexto sanitario internacional donde las infecciones transmitidas por mosquitos han venido aumentando, particularmente por los virus del dengue, zika y chikungunya.

Por ello resulta gratificante que Cuba participe de su semana nacional de acción contra los mosquitos, «una iniciativa nueva pero muy importante si tenemos en cuenta que nos encontramos ante una situación de alta complejidad en la cual el enemigo sigue siendo el mismo: el mosquito Aedes (aegypti y albopictus), transmisor de estas tres enfermedades y además la fiebre amarilla», destacó en conferencia de prensa Cristian Morales Fuhrimann, representante de la Organización Pana­mericana de la Salud (OPS) en Cuba.

Para Morales, la iniciativa de la OPS a la que Cuba se suma, de celebrar esta semana de lucha contra el vector, busca cambios de comportamiento en la población que debe tener percepción de riesgo y contribuir a la eliminación de criaderos. Sin embargo «aunque hay acciones que podemos tomar a nivel individual, hay que continuar potenciando el trabajo intersectorial, porque el control del mosquito no es solo un tema de salud, sino que se necesita un trabajo donde participen el resto de los sectores y componentes (todos estrechamente relacionados con los determinantes sociales de la salud) como saneamiento e higiene ambiental, educación, entre otros y que permitan una respuesta integral».

Las afectaciones que se produjeron en algunas municipalidades a causa del huracán Matthew nos llaman a redoblar esfuerzos en Cuba, y en la región en general, teniendo en cuenta que fueron varios los países afectados, dijo.

Resaltó además la utilidad estratégica de la Reunión Re­gional de Enfrentamiento al Zika y otras arbovirosis que tendrá lugar en La Habana los días 20 y 21 de octubre, un en­cuentro que pretende aunar consensos e intercambiar experiencias sobre la prevención y enfrentamiento de esta enfermedad.

Por su parte, la doctora Rosaida Ochoa Soto, directora de la Unidad Nacional de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades, Prosalud, señaló que Cuba ha desarrollado un intenso programa de prevención y control contra las enfermedades transmitidas por vectores, entre ellos el mosquito del género, que contempla acciones de vigilancia, educación, atención e investigación donde la participación comunitaria es fundamental.

Esta semana es una oportunidad para dinamizar estas acciones y sensibilizar a la población, personal de salud, autoridades, y otros actores clave sobre las enfermedades transmitidas por el vector Aedes aegypti así como sus riesgos asociados, dijo la especialista.

La iniciativa, que ha contemplado la realización de acciones de saneamiento ambiental en las comunidades de municipios de alto riesgo con la colaboración de gobiernos locales y las organizaciones de masas, concluirá este 15 de octubre con el lanzamiento de la campaña Cuida tu sueño, dirigida a la prevención del zika en mujeres embarazadas en edad fértil.

Justamente en ese sentido, la doctora Beatriz Suárez, especialista del Centro Nacional de Genética Médica, alertó que el mayor riesgo para las gestantes radica en que el Zika es una infección leve que puede cursar asintomática en el 80 % de los casos, pero sobre el que ya se ha demostrado científicamente existe una relación causal entre la presencia del virus en mujeres embarazadas y la aparición de defectos congénitos en hijos de estas.

De ahí que, y teniendo en cuenta el modo de cursar sin síntomas para un gran número de personas, «la única arma que tenemos es la prevención y esta está dada por evitar la exposición al vector. Para ello tenemos que trabajar en todas las medidas de control vectorial, incentivar el uso de medios de protección personal en nuestras gestantes, telas metálicas en ventanas, mangas largas en la ropa y repelentes seguros durante el embarazo», destacó.

La experta se refirió además al uso del ácido fólico (un mg diario) en mujeres en edad fértil y sus parejas, pues está demostrado que previene la aparición de defectos congénitos.

Alertó además de la transmisión sexual de esta enfermedad, reportada ya en diez países. Hasta 62 días después de la aparición de los primeros síntomas hay estudios que han aislado el virus en el semen, por tanto hay que incrementar las medidas de protección, y el uso de prácticas sexuales seguras.

Granma