Nueva Agenda Urbana consta en declaración de Hábitat III

Con la adopción de la nueva Agenda Urbana en la declaración de Quito, hoy concluye Hábitat III, Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible que se inició el pasado lunes y se ha desarrollado en la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), el parque El Arbolito y los exteriores de la Asamblea Nacional.

La nueva Agenda Urbana se compone de 175 párrafos que son una guía para los 193 estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en temas urbanos con tres principios: no dejar a nadie atrás, economías urbanas sostenibles e inclusivas y sostenibilidad ambiental.

Según Diego Carrión, quien fue delegado del Ecuador para redactar los documentos de política que sirvieron de insumo para la elaboración de la Agenda Urbana, los ejes se refieren a medio ambiente, como la capacidad de adaptación de las ciudades frente al cambio climático, uso del agua, contaminación ambiental, manejo de desechos; universalización de los servicios públicos; vivienda adecuada para la población.

Agregó que se ha incluido el concepto del derecho a la ciudad. “Es decir, la ciudad entendida como un bien público, a la cual debemos tener derecho todos los ciudadanos. Que puedan disfrutar, tener seguridad, una serie de relaciones de los ciudadanos con la ciudad, como un espacio público”, dijo Carrión.

Añadió que otros ejes son el de género, o el respeto a la diversidad, a las mujeres, a las personas con mayores vulnerabilidades; seguridad, en el sentido de desastres naturales, protección de la vida; y desarrollo económico urbano.

Para Leilani Farha, relatora especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la vivienda adecuada, el primer paso para adaptar la nueva Agenda Urbana es que todos los niveles de gobierno definan estrategias de implementación de vivienda nacional o local basada en derechos humanos. “Va a empezar con incluir algún tipo de legislación, reconocimiento legislativo del derecho a la vivienda”. Adicionalmente, que haya metas medibles sobre vivienda, protección a la población más vulnerable, mecanismos de revisión, monitoreo y solución de problemas.

Igor Cizmek, viceministro de Construcción y Ordenación Territorial de Croacia, consideró que elaborar políticas a nivel nacional, regional y local es un requisito preliminar para el desarrollo de estrategias urbano sostenibles.

En tanto, según Carrión, si las municipalidades son las responsables de la gestión urbana deberían ser parte de las decisiones que se toman en Hábitat III. “Porque adoptan los gobiernos, los ministerios y después los alcaldes, son los que tienen que lidiar con los problemas. Entonces el que no estén representados o que no hayan sido partícipes de las decisiones –si ha habido participaciones previas– es un error”, señaló.

La II Asamblea Mundial de Gobiernos Locales y Regionales propuso a la secretaría general de la ONU ocupar un lugar específico dentro del marco institucional de ese organismo mundial que permitirá hacer una evaluación, seguimiento y la ejecución de la nueva Agenda Urbana.

El presidente Rafael Correa consideró que se requiere decisión política para la implementación del desarrollo urbano. “Usted puede hacer las declaraciones que quiera, pero es sobre todo voluntad política”, sostuvo el pasado sábado.

Hábitat III ha estado compuesta por ocho reuniones plenarias que terminan esta tarde con la aprobación del documento final de la Conferencia, seis sesiones de mesas redondas y otros eventos, como reuniones especiales, diálogos, mesas redondas, capacitaciones y actividades culturales.

El Universo