Luego de una reunión privada de varias horas entre la Comisión de Hacendarios y los rectores de las cinco universidades públicas de Costa Rica, los diputados se comprometieron por escrito a no afectar mediante recortes el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), el cual está contemplado en el Presupuesto Nacional de la República 2017.

El acuerdo pone marcha atrás a una decisión legislativa, ya que esta misma semana la Comisión que analiza el Presupuesto acogió un informe realizado y aprobado por mayoría en una subcomisión, la cual avaló recortes de más de 20 mil millones de colones al FEES, limitando el crecimiento de 8,6% a 3,5%.

El incremento del siguiente año será de 38 mil millones de colones, y le permitirá a las casas de educación superior contar con un plan de gastos de 478 mil millones de colones.

Partiendo de lo pactado por los legisladores, el Consejo Nacional de Rectores (CONARE), se comprometió a hacer una distribución más equitativa de los recursos que por ley reciben las universidades públicas del presupuesto nacional.

Según el texto, los rectores también acordaron apoyar a la Universidad Técnica Nacional (UTN), primeramente para que sea homologada con las otras universidades en cuanto al impuesto de la renta y para poder obtener un crédito que sustente sus necesidades de inversión.

Los legisladores también pidieron informar a la Comisión de Ingreso y Gasto Público sobre cualquier déficit o superávit financiero.

Cabe mencionar, que debido a que los diputados no recortaron el FEES decidieron reducir 25 mil millones de colones al PANI, para trasladarlos al Ministerio de Seguridad, ante lo cual el Frente Amplio se opuso y calificó de “lamentable”.

El País