Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Que no nos confunda la abstención de Estados Unidos e Israel frente al bloqueo a Cuba, no hay nada que celebrar, eso no significa mayor cosa, que es un avance por supuesto que sí, pero a estas alturas del partido no aporta lo suficiente. Lo que importa, lo que cuenta y lo que transforma es que Estados Unidos elimine la Ley de Ajuste Cubano y el bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba; no sólo, también tiene que hacerse responsable de las pérdidas millonarias que esto ha traído a Cuba y devolver inmediatamente a la isla el terreno que actualmente ocupa la Base Naval de Guantánamo. Eso para empezar.

¿De qué sirve votar en la ONU si el voto se queda solamente en un papel que se archiva? A Estados Unidos le entra por un oído y le sale por el otro todo lo que se manifieste en la ONU a favor de Cuba (y Palestina) lo ha demostrado durante las dos últimas décadas.

Si Obama reconoció el fracaso del bloqueo a Cuba, ¿qué sucede que Estados Unidos no toma acciones para terminarlo? Pero no es de extrañar ese doble juego entre los partidos Demócrata y Republicano, porque el partido Demócrata dice que el bloqueo a Cuba lo sigue apoyando el partido Republicano, pero apoyó con los ojos cerrados el Decreto contra Venezuela que firmó Obama por segunda vez. Hay que ir con pies de plomo, a Estados Unidos no se le puede creer ni el agua que se toma.

Aplaudir una abstención de Estados Unidos e Israel al mismo tiempo que uno lleva a cabo un genocidio en Siria y el otro en Palestina. ¿Qué valor tiene esa abstención? Veamos las cosas como son. Cabeza fría debemos tener para analizar esta humareda de Estados Unidos que habla de restablecer relaciones pero no actúa en lo vital.

¿Por qué la continuidad de la Ley de Ajuste Cubano? ¿De qué le sirve reconocer la labor humanitaria de los médicos cubanos que enfrentaron el ébola en África pero, al mismo tiempo los sigue llamando para que dejen las filas de la Revolución y les ofrece residencia para que se vengan a vivir a Estados Unidos y que trabajen instalando aire acondicionado y hagan el mantenimiento en centros comerciales, como le sucede a la mayoría de cubanos que viven en el país? ¿Para qué Estados Unidos necesita que los médicos cubanos dejen las misiones humanitarias?

¿Por qué Estados Unidos habla de la inexistencia de derechos humanos si tiene el centro de tortura en la Base Naval de Guantánamo en terreno que robó a la isla? Habla de un abuso por parte de la Revolución al pueblo cubano, ¿pero qué dice de su bloqueo que es un genocidio perenne que ningún otro país en el mundo hubiera aguantado como Cuba? El bloqueo a Cuba es una bofetada a la humanidad entera. Es un escupitajo en el rostro. Es pretender arrancar de tajo los beneficios de la inclusión, nuestra cultura, nuestra la conciencia social y ante todo nuestra Memoria Histórica e identidad. Es pretender mallugar nuestro sentido de pertenencia como latinoamericanos.

Uno de los dolores más grandes de Estados Unidos es que Fidel esté vivo y tenga 90 años, (y una lucidez sorprendente) que siga siendo faro que ilumina a Latinoamérica y a los pueblos del mundo. Que siga siendo ejemplo de conciencia y consecuencia humana y política. Que su pueblo que es el nuestro, siga defendiendo la Revolución y sea ejemplo de humanidad en el planeta. No, contra eso ningún dinero, ningún capital, ninguna inversión millonaria en mediatización mundial que manipule la información. Contra la Revolución Cubana ningún bloqueo.

Los pueblos del mundo exigimos que se levante ese bloqueo a Cuba y que se respete la voluntad del pueblo cubano, ellos optaron por la Revolución y seguir el camino de José Martí, Estados Unidos no tiene el derecho siquiera de opinar en políticas que no le incumben mucho menos es mantener la injerencia.

Aquí dentro de sus fronteras hay pobreza y miseria, exclusión y opresión, que se ocupe de su política interna. Ahí están los Pueblos Nativos exigiendo que se respeten sus territorios y el agua de sus ríos, lo que hace el gobierno es oprimirlos y levantarles falsas acusaciones para encarcelar a sus líderes. Tal como hicieron por Óscar López por pedir la liberación de Puerto Rico. Lo mismo que hicieron con la reconocida periodista Amy Goodman al levantarle cargos por ir a realizar su trabajo informando de lo que sucede en Dakota del Norte con los abusos a los territorios de los Pueblos Nativos.

Aquí dentro de sus fronteras tiene trabajo para toda la vida, que deje a Cuba en paz y que empiece a abonar esos 700 millones de dólares en pérdidas que le ha generado a la isla ese bloqueo letal. Cuba es nuestra, estamos con Cuba, y exigimos el fin del bloqueo, la eliminación de La Ley de Ajuste Cubano y la devolución de Guantánamo.

Y para todos aquellos que se dejan llevar por manipulaciones mediáticas, échenle pluma, Estados Unidos invade países, envía ejércitos a terminar con los pueblos en desarrollo, Cuba al contrario envía médicos a salvar vidas. A pesar del bloqueo tiene suficiente humanidad para preparar médicos en lugar de soldados. Solo con eso debería ser suficiente para formular nuestro propio criterio y defender a Cuba de toda embestida capitalista. Lo demás es doble moral.

Ilka Oliva Corado. Escritora y poetisa guatemalteca.

Crónicas de una Inquilina