La Asamblea General de la ONU adoptó hoy con el apoyo de 191 de sus 193 miembros y dos abstenciones una nueva resolución que reclama el fin del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.

Antes de la votación en sesión plenaria, diplomáticos de varios países, a nombre de organizaciones globales y regionales o en su capacidad nacional, abogaron por el cese del bloqueo.

Cuba denunció en voz de su canciller, Bruno Rodríguez, la vigencia de las sanciones unilaterales y extraterritoriales aplicadas por Estados Unidos, pese al acercamiento entre las dos naciones, que llevó en los recientes dos años a la reanudación de las relaciones diplomáticas, la reapertura de embajadas y la firma de acuerdos en sectores de interés mutuo.

Estados Unidos se abstuvo por primera vez en la votación, al igual que Israel.

Prensa Latina


Informe:


Agencias de ONU reportan afectaciones del bloqueo a Cuba

gencias del sistema de Naciones Unidas señalaron las afectaciones del bloqueo estadounidense contra Cuba en un reporte dirigido a la Asamblea General, órgano que hoy se pronuncia sobre el cerco oficializado en 1962.

Más de 30 entidades remitieron sus criterios al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien elaboró un informe a propósito de la vigesimoquinta votación en la Asamblea de un proyecto de resolución sobre la necesidad de levantar el cerco económico, comercial y financiero impuesto a la isla, mantenido por 10 presidentes norteamericanos.

Una buena parte de las agencias advirtieron en sus consideraciones el impacto del bloqueo en el sector que atienden y en sus programas de cooperación con la isla.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció los logros de la mayor de las Antillas en la atención médica a sus ciudadanos, al mostrar indicadores comparables con países industrializados, pese a la vigencia de las sanciones estadounidenses.

En sus comentarios al Secretario General, advirtió que el cerco dificulta el acceso a productos, equipos y tecnologías clave para la salud humana.

Asimismo, la OMS cuestionó la política de Washington destinada a promover el robo de cerebros, mediante la incitación a médicos cubanos que cumplen misión en el exterior a abandonarla.

Por su parte, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) lamentó las dificultades que el bloqueo representa para los niños en la isla, sobre todo en los sectores de la salud y la educación.

La agencia especializada puso como ejemplo los problemas en el Cardiocentro Pediátrico William Soler, en La Habana, para obtener materiales biológicos de implante cardiaco de óptima calidad.

Mientras en el campo de la enseñanza, señaló los obstáculos para adquirir libros, equipos de laboratorio y computadoras.

También la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) describió el impacto del bloqueo de Estados Unidos en esas áreas.

Cuba no puede aprovechar su potencial exportador hacia la vecina nación norteña, lo que aumenta los costos para llegar a mercados muchos más lejanos, afectando sus ingresos y por tanto la capacidad de comprar comida y otros insumos, precisó.

La FAO reflejó en su informe los problemas de la isla de cara al acceso a maquinaria, fertilizantes y otros productos, buena parte de ellos fabricados solo en Estados Unidos, necesarios en la agricultura y la pesca.

Respecto al escenario económico, la Comisión Económica para América Latina (Cepal), subrayó que el bloqueo sigue en aplicación y sus afectaciones limitan el crecimiento de la mayor de las Antillas.

En ese sentido, explicó que Cuba continúa en la práctica sin poder utilizar el dólar estadounidense en sus transacciones, pese al anuncio en marzo por la Casa Blanca de esa posibilidad.

Las multas impuestas a bancos de terceros países generan temor a las operaciones con el país caribeño, dijo.

Otras agencias del sistema de la ONU tributaron al reporte del Secretario General para la Asamblea acerca del impacto del cerco de Washington, entre ellas el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, la Unesco y la Organización Mundial del Turismo, que recordó la prohibición a los estadounidenses de viajar como turistas a la isla.

Varias entidades celebraron el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos y los paquetes de decisiones ejecutivas del presidente Barack Obama para modificar el bloqueo.

Además de las agencias, casi 160 gobiernos en su capacidad nacional respondieron a la solicitud de Ban Ki-moon, la mayoría para criticar las sanciones unilaterales a la isla y adelantar su apoyo al proyecto de resolución que hoy vota la Asamblea General.

Por vigesimoquinto año consecutivo, desde 1992, el principal órgano deliberativo de la ONU analiza un texto que reclama el levantamiento del bloqueo, los 24 anteriores aprobados de manera categórica.

En octubre de 2015 la iniciativa recibió 191 de los 193 votos posibles (solo se opusieron Estados Unidos e Israel).

Prensa Latina


10 cosas que Cuba no puede hacer por el bloqueo de EE.UU.

Un informe del ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, que comprende la valoración entre abril de 2015 y marzo de 2016, señala que los daños directos provocados por el bloqueo económico, financiero y comercial de EE.UU. sobrepasaron lo 4 mil 680 millones de dólares. Añadió que durante los 56 años de bloqueo las pérdidas ascienden a 753 mil millones de dólares.

El Gobierno cubano presentará nuevamente ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) el proyecto “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba” el próximo 26 de octubre de 2016, según el informe.

Conoce algunas de las restricciones que sufre la isla según el informe:

1.- Cuba no puede ni exportar ni importar alimentos libremente de Estados Unidos. Desde el año 2000 las restricciones en esta materia se han acentuado. Además, la Ley de Comercio con el Enemigo sigue vigente y data de 1917. A propósito de esto, el ministro se preguntó cómo es posible que Estados Unidos siga considerando a Cuba un enemigo.

2.- La propuesta del presidente estadounidense Barack Obama sobre la utilización del dólar en las transacciones internacionales de Cuba no se ha materializado aún.

3.- En caso de obtener permisos para realizar alguna compra, el país está obligado a pagar en efectivo y por adelantado, a través de entidades bancarias de terceros países y con moneda diferente al dólar. Lo que hace más dificultosos los procedimientos.

4.- La inversión de compañías estadounidenses en Cuba permanece prohibida y esto limita el crecimiento del sector de negocios de Estados Unidos y perjudica el nuestro, explicó Rodríguez Parrilla.

5.- Las importaciones de medicamentos están condicionadas desde 1992 por la ley de los Estados Unidos.

6.- Cuba debe dar cuenta sobre el destinatario final de las medicinas adquiridas y no puede hacer los pagos directamente, sino a través de terceros y en una moneda distinta al dólar, lo cual implica dificultades, demoras y costos adicionales.

7.- Empresas como la norteamericana Columbiana Boiler Company impiden exportar cilindros necesarios para envasar el cloro destinado a la potabilización del agua de los cubanos.

8.- Compañías estadounidenses como SIGMA Aldrich y General Electric niegan el suministro de productos, servicios e información técnica indispensable para la industria química cubana.

9.- Pacientes con cáncer sufren las carencias de equipos médicos que son vendidos desde Estados Unidos, ya que las compañías norteamericanas tienen prohibido suministrar estos insumos a hospitales e institutos cubanos. Sin embargo, el 21 de octubre de 2016 Cuba y Estados Unidos firmaron un memorando de entendimiento para la cooperación en el control del cáncer. 

10.- La prohibición de viajar a la isla se mantiene para el pueblo estadounidense y es “el único punto en el planeta que es objeto de tal prohibición”, afirmó el ministro en el informe. El 14 de octubre de 2016, los Departamentos del Tesoro y Comercio presentaron cambios regulatorios que incluyen medidas para ampliar las posibilidades de viaje e intercambio comercial entre los dos países.

En contextoEl pasado 27 de octubre de 2015, Cuba recibió el apoyo rotundo de 191 países de los 193 miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU), para que fuera levantado el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos pero no se logró tal objetivo.