Ante el estado de indefensión que prima en Honduras, la embajada de los Estados Unidos y la Unión Europea han demandado la pronta investigación y esclarecimiento del crimen contra el presidente del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), José Ángel Flores.

“Es importante que estos asesinos sean llevados a la justicia”, publicó anoche mediante un tuit el embajador de los Estados Unidos, James Nealon.

En una segunda publicación, Nealon, escribió: “Condenamos el asesinato de José Ángel Flores y hacemos un llamado para una investigación inmediata y exhaustiva”.

Entre tanto la Unión Europea emitió un comunicado mediante el cual señala que el embajador Ketil Karlsen, “lamenta el asesinato del presidente del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), José Ángel Flores, y del líder campesino Silmer Dionisio George”.

Mediante la misiva, los europeos manifiestan que están muy consternados por ambas muertes y hacen un llamado a las autoridades hondureñas para que hagan todo lo posible para aclarar lo que ha ocurrido y llevar a la justicia a los autores de este abominable crimen.

Finalizan diciendo que la “lucha contra la impunidad es la única vía para poner fin a la violencia”.

¿CÓMO OCURRIÓ EL DOBLE CRIMEN?

Informes preliminares establecen, que José Ángel Flores, y el líder campesino Silmer Dionisio George, fueron abatidos por varios hombres encapuchados que llegaron hasta la tienda de consumo donde se encontraban.

Flores era beneficiario de medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), otorgadas en mayo del 2014.

En días recientes Amnistía Internacional presentó un estudio que destaca una alerta sobre el riesgo que corren los defensores de los derechos humanos y de la tierra en Honduras.

El 16 de marzo del presente año, Flores fue detenido sin orden judicial por elementos de la Policía Nacional de Honduras.

Criterio


Honduras: Diputado Alegría pregunta en qué quedó prohibición de portar armas en Colón y exige aclarar asesinato del titular del MUCA

El diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Rafael Alegría, condenó el asesinato del presidente del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), José Ángel Flores, y pidió al gobierno que encuentre a los culpables, así como una solución para que no existan más muertes contra dirigentes campesinos.

“Ya son más de 100 campesinos asesinados y ahora le tocó a José Ángel Flores, pedimos una investigación profunda y castigo a los responsables porque eso no se puede quedar en la impunidad”, dijo Alegría.

El también dirigente de la Vía Campesina, aseveró que “el movimiento campesino entero sufre las consecuencias de la discriminación, de la marginalidad, del abandono y conflictividad y esos problemas se pagan con la vida”.

El diputado de Libre hizo un llamado a las autoridades del gobierno para que solucionen los conflictos con los campesinos. “No me canso de hacer un llamado a la Fiscalía, al Poder Ejecutivo, al Instituto Nacional Agrario y a todas las instituciones que tienen que ver con el agro para encontrar los problemas y vivir en paz”, señaló.

“Recuerdo que en su momento dijeron que los campesinos estaban armados y que habían guerrillas, por eso emitieron un decreto donde no se puede circular con armas en el Aguán y ahora vemos que se le aplica a unas personas y a otras no”, criticó.

El veterano dirigente campesino prosiguió que “como es que no circulan las armas, llegan asesinan y se regresan con ellas, se sigue derramando sangre campesina y por parte del gobierno como si no pasara nada”.

Honduras Tierra Libre