Fernando Zavala, el presidente del Consejo de Ministros, anunció que el Poder Ejecutivo aprobó la muerte civil para los funcionarios corruptos. El Gobierno también envió al Congreso un proyecto para incorporar la imprescriptibilidad los delitos contra la administración pública en la Constitución.

“Se va a modificar el Código Penal para ampliar la pena de inhabilitación e incorporar la inhabilitación definitiva para los delitos de corrupción de funcionarios públicos, también llamada muerte civil por corrupción”, dijo el jefe del Gabinete.

El decreto legislativo aprobado por la Presidencia del Consejo de Ministros es el primero bajo las facultades legislativas que el Congreso le brindó el 9 de octubre. Zavala también dijo que se enviará al Congreso un proyecto de ley para modificar el artículo 41 de la Constitución e incorporar la imprescriptibilidad los delitos contra la administración pública cometidos por funcionarios públicos.

La ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, detalló la iniciativa en conferencia de prensa. “Hemos modificado el Código Penal para elevar el marco mínimo de 2 años y máximo de 20 de duración de pena de inhabilitación principal para los crímenes cometidos contra funcionarios. También hemos señalado que la pena accesoria de los delitos como colusión, cobro indebido, peculado de uso, doloso, culposo y demás comprendidos en el capítulo de penas por delitos contra la administración pública sean susceptibles de inhabilitación perpetua cuando sea contra el patrimonio del Estado, como integrante de una organización y contra programas de fines asistenciales. Se creará un registro único de funcionarios inhabilitados.”

RPP