Maduro pidió a la canciller retomar la solicitud legal de extradición de Luis Posada Carriles

El presidente Nicolás Maduro pidió a la canciller de la República, Delcy Rodríguez, y al embajador de Venezuela ante la OEA, Bernardo Alvarez, retomar “con más fuerza que nunca la solicitud judicial, legal de extradición de Luis Posada Carriles desde la Florida, protegido por el gobierno de los Estados Unidos, para terminar de castigarlo y juzgarlo por el crimen cometido en Barbados hace 40 años.

Aseguró que cada año se ha renovado la solicitud desde que la hizo por primera vez el presidente Hugo Chávez y destacó que le enviará una carta al presidente Barack Obama para que de “una luz de esperanza y entregue a Venezuela por mandato y obligación ante las leyes internacionales a Luis Posada Carriles” antes de que culmine su mandato.

“Ahí está Luis Posada Carriles conspirando contra la Revolución Bolivariana, conspirando contra Cuba, impune, caminando por la calle 8 de Miami, luego de haber confesado ante el New York Times que si participó, dio la orden y fue el cerebro de este asesinato a 73 seres humanos hace 40 años”, puntualizó.
Respuesta contundente para Estados Unidos

Maduro indicó este jueves que el gobierno venezolano no ve “a ningún pueblo del mundo por su ubicación geográfica como lo hace EE UU”.

“Cuando se anunció lo de Cartagena decidimos reunirnos con John Kerry y él nos dijo que por qué el lenguaje altisonante del gobierno de Venezuela y yo le dije que jamás, que la única vez que respondemos a su gobierno es por una agresión que no están haciendo”, detalló Maduro.

Agregó que ante estas “agresiones no nos vamos a quedar callados, para cada agresión habrá una respuesta clara, contundente que lleve la verdad de Venezuela”.

“De igual forma quedó pendiente mantener el diálogo, pero no funcionó porque siguieron encabezando la violencia contra el país”, aclaró Maduro.

También destacó que el gobierno de Estados Unidos tiene que aprender a respetar a Venezuela y evitar acciones “violentas, conspirativas y terroristas contra la paz de nuestro país, que pretenden activar en los próximos días para chantajear a nuestra patria, no lo voy a permitir, el mes de octubre también va a se un mes de paz”.
12 de octubre

En relación a la movilización convocada por la oposición venezolana expresó: “Le hago un llamado a la Fiscal General de la República y al Ministerio Público, al poder judicial, al Defensor del Pueblo, a todos los organismos de inteligencia y policías del paÍs, al Sebim un llamado público, máxima alerta contra las conspiraciones y acciones terroristas que se están preparando para los próximos días de octubre”.

También hizo un llamado al pueblo Venezolano para que el próximo 12 de octubre se realice una gran marcha de resistencia indígena popular.

“Pueblo a la calle y pueblo movilizado es el arma secreta de la victoria y de la paz(…) No los subestimamos, están lanzando muchas amenazas y no vayan a creer que son muy inteligentes, querían que septiembre fuera de sangre, de golpe, como una obsesión para que Venezuela no pudiera hacer la cumbre histórica y yo no recibiera el mando mundial de ese movimiento histórico que reúne a 120 países del mundo”, afirmó.

Noticias 24


Crimen en Barbados: Cuba no olvida 

Con motivo del aniversario 40 del crimen en Barbados y en ocasión del Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado, tuvo lu­gar un acto político-cultural, en el teatro Lá­zaro Peña de la capital.

El encuentro —presidido por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros— fue un espacio de recordación y homenaje a quienes perdieron su vida el 6 de octubre de 1976.

Wilfredo Pérez Rodríguez, en nombre de los familiares, reclamó por una justicia —dijo— que todavía espera el pueblo de Cuba, la comunidad internacional y las familias de las víctimas. Mencionó la larga lista de actos terroristas perpetrados contra el país desde el inicio mismo de la Re­volución.

En Barbados no se detuvo el terrorismo, señaló, sino siguieron los atentados a diplomáticos, la colocación de bombas en centros turísticos; Luis Posada Carriles, autor principal del crimen, torturó a venezolanos, a ni­caragüenses, fue autor de bombas en hoteles, una de las cuales causó la muerte del joven italiano Fabio Di Celmo, y conspiró para asesinar a Fidel, resaltó Pérez Ro­dríguez.

Asimismo remarcó que no existía terrorismo bueno y terrorismo malo, sino uno que había quitado la oportunidad a familiares y seres queridos de compartir una vida juntos.

Por su parte Sucelys Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, calificó el crimen en Barbados como uno de los hechos más brutales contra el pueblo cubano.

Desde los primeros momentos, señaló, se detectó quiénes habían sido los autores del hecho y se presentaron pruebas irrefutables sobre sus implicaciones en el mismo.

También recordó cómo Fidel denunció, en la plaza de la Revolución, el papel que había de-sempeñado la Agencia Central de Inteligencia (CIA) norteamericana desde 1959, en la subversión contrarrevolucionaria, mediante el secuestro de aviones, ataques piratas y sabotajes.

Agregó que en este contexto, el líder de la Revolución, se refirió además a cómo la CIA  planeó programas de desestabilización de gobiernos extranjeros en los que incluía operaciones de asesinatos a los líderes de esos países y voladuras de aviones en pleno vuelo como el ocurrido en Barbados.

Morfa González apuntó que Posada Ca­rriles andaba por las calles de Miami afirmando públicamente que no se arrepentía de lo hecho y de que si volviera a nacer ha­ría lo mismo otra vez. Un ejemplo de esto, dijo, fueron sus declaraciones sobre la muerte de Fabio Di Celmo, en las que cínicamente expresó que ese joven estaba en el lugar y momento equivocado.

«Los jóvenes nunca dejarán de ser revolucionarios», porque, argumentó, hay una herencia martiana, fidelista, y un compromiso de exigir la justicia postergada.

En el encuentro participaron además miembros del Buró Político, del Secretariado del Comité Central y de los Consejos de Estado y de Ministros, así como dirigentes del Par­tido, el Gobierno, las organizaciones de masas, la UJC y otros.

Granma