La mesa del sector público convocó a un paro nacional de 72 horas a partir del miércoles, tras el fracaso en las negociaciones de reajuste salarial sostenidas este lunes con los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés; y del Trabajo, Ximena Rincón.

La presidenta de transición de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, subrayó que “la mesa no se ha visto en otra posibilidad que no sea terminar con el diálogo”. Junto ello, afirmó que “pese a todos los esfuerzos que se han hecho, no hay espacio, ni más rango”.

En la instancia, el Ejecutivo elevó su oferta de 3 a 3,2% de reajuste salarial, un aumento para los sueldos más bajos de 6%, un bono de vacaciones de 73 mil 500 pesos y un bono de término de conflicto de 75 mil 500 pesos para las remuneraciones por 700 mil pesos. Sin embargo, la condición de La Moneda para la entrega de éste último beneficio, habría sido firmar el acuerdo en dicha reunión, lo que no se concretó.

El Ejecutivo enviaría este martes el proyecto final de reajuste al Congreso para una tramitación exprés. En vista de ello y con evidente molestia, el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, Raúl de la Puente, llamó a parlamentarios a rechazar la propuesta.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam),Esteban Maturana, aludió a un supuesto “meme” que circularía por redes sociales al asegurar que “si usted está molesto con el paro de los servicios públicos, reclame en Teatinos 120, piso 12, oficina del ministrio de Hacienda, él es el responsable”.

Diario El Dia


Canciller advierte a Chile con ‘una demanda formal’ de concretarse paro y bloqueo al comercio

El canciller de Bolivia, David Choquehuanca, advirtió la tarde de martes con una “demanda formal” contra Chile de concretarse el paro de 72 horas anunciado por funcionarios de los servicios de control fronterizo, que terminará afectando la labor de la Terminal Puerto de Arica (TPA) y el comercio boliviano, como ocurrió con el último paro de 48 horas.

“Estamos preparando un comunicado que les vamos a hacer conocer en las próximas horas y en el que estamos hablando de las 48 horas (de paro, de la semana pasada) y de las 72 horas (anunciadas para este miércoles). Pero también tenemos una demanda formal que va por conducto diplomático por las 72 horas, en caso de concretarse”, advirtió.

Al momento, la dirigencia nacional de los funcionarios chilenos negocia con la administración de la presidenta Michelle Bachelet un ajuste salarial. No obstante, las negociaciones previas desarrolladas el lunes por la tarde no llegaron a ningún acuerdo.

La dirigenta Bárbara Figueroa advirtió al diario Cooperativa que ante la negativa del Ejecutivo de atender las demandas sindicales “se ha acordado una paralización por 72 horas a partir del día miércoles de esta semana”.

Ante esa la amenaza, Choquehuanca respondió. “Estamos organizados, no podemos dejar pasar (estos hechos) porque son documentos (la demanda) que, posteriormente, van a servir a los bolivianos”.

Entre el jueves 20 y el viernes 21 de octubre, los funcionarios chilenos paralizaron laborales afectando el comercio nacional y además dejar parados en frontera a más de 2.000 camiones.

“Aproximadamente se habrían perdido alrededor de medio millón de dólares”, lamentó este lunes el presidente del Transporte Pesado de la ciudad de El Alto, Gustavo Rivadeneira.

Más allá del daño económico, la integridad de los transportistas se puso en riesgo ante la escasez de alimentos y agua en medio del desierto.

El presidente Evo Morales calificó el 22 de octubre de “ otra agresión económica” el bloqueo al comercio nacional. Consideró que el hecho es una violación de los derechos humanos de los transportistas y se preguntó dónde está el libre tránsito establecido en el Tratado 1904.

Bolivia formalizó en 2014 ante la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) las trabas al comercio. Una misión liderada por el propio Choquehuanca en julio de este año evidenció abusos y discriminación a los transportistas bolivianos en puertos chilenos, entre ellos en Arica.

Morales denunció en septiembre ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que Chile viola los derechos humanos de los transportistas bolivianos en la frontera.

La Razón