El presidente Evo Morales afirmó este jueves que le sorprendió la actitud del funcionario chileno que presentó un recurso de “protección de derechos y garantías constitucionales” contra autoridades regionales de Arica por el trato “arbitrario y discriminatorio” que sufren transportistas bolivianos durante la entrega y recojo de carga en puerto. Llamó al pueblo chileno a sumarse a ese tipo de decisiones en resguardo de los derechos humanos.

“La demanda nos ha sorprendido y esperamos que se sume el pueblo chileno para defender los derechos humanos”, insistió durante una visita al lugar, en la ciudad de La Paz, en el que se construye una balsa de totora ‘gigante’ con el objetivo de navegar y unir Sudamérica con Australia.

El recurso de “acción constitucional” fue presentado el viernes 30 de septiembre a la Corte de Apelaciones de Arica por Homero Andrés Henríquez Miranda, inspector judicial, en contra de la Gobernación Provincial y la Intendencia Regional de Arica y Parinacota.

Según Morales, la actitud del funcionario chileno, que según medios de ese país pertenece al Ministerio de Justicia, demostró que Bolivia no está sola en su reclamo por el respeto a los derechos humanos de los transportistas de carga internacional.

“Tengo contacto con algunas autoridades y apoyan esta reivindicación”, remarcó el presidente, quien el viernes 23 de septiembre en Ginebra, Suiza, denunció en el 33 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que Chile vulnera los derechos humanos.

La Razón