Muerte de Fausto Cayambe enluta a PAIS

El asambleísta de Alianza PAIS por Pichincha, Fausto Cayambe, murió la tarde de este domingo producto de un infarto, confirmaron fuentes oficiales. El deceso se habría producido a las 17:10 en el departamento del asambleísta, ubicado en el edificio Aqua Marina, en las calles Japón y Mónaco, norte de Quito. Al lugar acudieron paramédicos del Ministerio de Salud Pública, quienes confirmaron el fallecimiento.

Según el reporte del ECU-911, Cayambe estaba comiendo y se desplomó. Cuando los médicos llegaron, ya había fallecido. Hasta el sitio acudieron unidades de la Policía Nacional, Dinased y Criminalística para las diligencias de ley. Poco a poco acudieron al lugar funcionarios de Alianza PAIS y asambleístas como Rossana Alvarado, Miguel Carvajal, Carlos Viteri y Virgilio Hernández. Todos lamentaron el fallecimiento del jefe de bloque de PAÍS.

El propio presidente Rafael Correa se hizo presente, tras su arribo desde Cartagena, donde participó de la Vigésimoquinta Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. El Primer Mandatario señaló que “PAÍS perdió a un gran cuadro y el país a un gran hombre” y resaltó el espíritu de lucha de Cayambe. “Fue una persona muy sencilla, muy humilde, que tuvo que luchar muy duro manteniéndose él mismo hasta que acabó sus estudios. Con base en su trabajo y honestidad llego a ser asambleísta”.

La Asamblea confirmó en su Twitter oficial que el cuerpo será velado en capilla ardiente en la Asamblea Nacional, a partir de las 23:00 del domingo. Cayambe nació el 24 de junio de 1976. Quiteño, Doctor en Jurisprudencia por la Universidad Central; fue elegido asambleísta de Pichincha por el Distrito Centro-Sur. Se desempeñó como miembro de la Comisión Legislativa de los Derechos de los Trabajadores y Seguridad Social. Tambien fue vocal del Consejo de Administración de la Legislatura (CAL).

En las redes sociales diferentes personalidades expresaron su pesar por el fallecimiento del asambleísta. Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea, escribió vía Twitter: “Hoy perdimos a Fausto Cayambe, uno de los mejores hombres de esta revolución. Seguir con su lucha por la dignidad del pueblo ecuatoriano será el mejor homenaje. Te recordaremos siempre como un luchador incansable”.

Galo Chiriboga, fiscal General de la Nación, indicó que “la patria pierde a un gran ser humano y servidor con el fallecimiento del asambleísta @FaustoCayambe”. También actores políticos de la oposición se pronunciaron sobre el deceso de Cayambe.

Lourdes Tibán expresó: “Conmovida por el fallecimiento del colega @FaustoCayambe más allá de asambleísta lo recuerdo como mi compañero de estudios de maestría en la UDLA”. También el expresidente Lucio Gutiérrez escribió: “Mis condolencias a la familia y allegados de Fausto Cayambe. Irreparable pérdida de un joven político. Que en paz descanse”.

El candidato presidencial Paco Moncayo señaló: “Solidaridad, familia de Fausto Cayambe. Las diferencias políticas, NO DEBEN alejarnos de los principios elementales de la condición humana”. La Asamblea Nacional, en su página web, publicó: “El Parlamento Ecuatoriano honra la memoria de un gran hombre que se convirtió en un luchador incansable por los derechos y el bienestar de todas y todos los ecuatorianos. El asambleísta Fausto Cayambe consagró su vida a defender la dignidad del pueblo ecuatoriano, especialmente de los trabajadores de la Patria”.

Como asambleísta denunció la salida de dineros hacia paraísos fiscales Fausto Cayambe tuvo una activa participación legislativa. El pasado mes de mayo denunció que en los últimos años cerca de 280 personas habían movido cerca de $30.000 millones hacia paraísos fiscales. Él estaba a cargo de la investigación. En su momento sostuvo que existía la posibilidad de que estas personas hubieran incurrido también en fuga de capitales, evasión tributaria, triangulación financiera o abusos de comercio.

Incluso dijo que la salida de capitales del país asciende al 29,85% del Producto Interno Bruto (PIB) y que el dinero salió por “fuga de capitales” y “fraudes financieros”. Como miembro de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, impulsó reformas laborales, sobre todo en lo relacionado con la nueva integración del Consejo Directivo del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), dentro del proyecto de reformas a la Ley de Seguridad Social militar y policial.

Entre sus planteamientos, propuso la eliminación del directorio del Instituto a los comandantes del Ejército, Marina y Fuerza Aérea, que eran parte del Consejo Directivo. Además, se incluyó un texto en el que se propone que el nuevo director del Issfa fuera designado a través de un concurso público de oposición y méritos y que no sea, necesariamente, un militar en servicio activo.

El Telégrafo