Misión del Senado de EE.UU. estará el domingo en San Juan

Asesores del Comité de Finanzas del Senado estadounidense estarán en San Juan a principios de la semana próxima, con la idea de estudiar sobre el terreno las propuestas que están bajo la consideración del Grupo de Trabajo del Congreso sobre Desarrollo Económico en Puerto Rico.

Las reuniones estarán encabezadas por Jeffrey Wrase y Kimberly Brandt, principal economista y consejera legal, respectivamente, del Comité de Finanzas del Senado, el cual dirige el senador republicano Orrin Hatch (Utah), también presidente del Grupo de Trabajo.

Las reuniones permitirán discutir, entre otras cosas, los reclamos para conseguir paridad o mejor trato en los programas Medicaid y Medicare, ante la urgencia que tiene lidiar con la crisis fiscal del sistema de salud de Puerto Rico, según fuentes legislativas.

Pero, también incluirán a otros sectores que han llevado propuestas ante ese comité bipartidista y bicameral, que debe rendir un informe en diciembre sobre posibles iniciativas federales para impulsar la economía de Puerto Rico.

“Estamos en la mejor disposición de reunirnos con ellos”, dijo ayer el presidente ejecutivo de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, Jaime Plá, quien conoce del viaje de los asesores del senador Hatch pues ha habido conversaciones para celebrar una mesa redonda de representantes de la industria de la salud con los funcionarios del Senado estadounidense.

Los asesores de Hatch tienen previsto estar en San Juan entre el 23 y el 26 de octubre. Pero, las reuniones tendrán lugar principalmente el lunes 24 y el martes 25.

Hace dos semanas, los principales funcionarios del Comité de Finanzas tuvieron una reunión con directivos del Departamento de Salud de EE.UU., de cara a presentar al Grupo de Trabajo del Congreso opciones referentes a una mejora en el acceso a los programas federales de salud.

Como parte de las conversaciones, el senador demócrata Robert Menéndez (Nueva Jersey) –miembro del Grupo de Trabajo y del Comité de Finanzas– también estaría esta semana en la Isla.

La administración del presidente Barack Obama, los demócratas del Congreso, el gobierno de Alejandro García Padilla, el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, y el liderato de los partidos Popular Democrático (PPD) y Nuevo Progresista (PNP) coinciden en respaldar la paridad en Medicaid.

A corto plazo, lo más urgente puede ser tratar de renovar las asignaciones de Medicaid que otorgó la reforma federal de salud (Obamacare) y que ha permitido al Gobierno de Puerto Rico reclamar anualmente unos $1,200 millones adicionales para su plan Mi Salud. Los fondos de Obamacare, que sumaron $6,300 millones, se pueden agotar a finales de 2017. “El énfasis nuestro es Medicaid”, indicó Plá.

Pero, ante el Grupo de Trabajo están planteadas múltiples propuestas, incluida la creación de la llamada sección 245a del Código de Rentas Internas federal, que busca incentivar la inversión en Puerto Rico.

Los miembros del Congreso regresan a Washington la semana del 14 de noviembre. Aunque estarán quizá solo tres o cuatro días en sus oficinas, a partir de ese momento –ya conocido el resultado electoral– es que cobrarán fuerza las discusiones en torno a alguna medida que pueda incluirse en el ómnibus presupuestario que se quiere aprobar a principios de diciembre o las recomendaciones que hará el Grupo de Trabajo en el informe que espera rendir antes de fin de año.

El Nuevo Día