El canciller Ricardo Luna anunció este lunes que “se está evaluando” llamar a consulta al embajador peruano en Venezuela, Mario López Chávarri, ante la decisión de la autoridad electoral de ese país de suspender el proceso revocatorio contra Nicolás Maduro y el pronunciamiento del Parlamento venezolano, calificando el hecho como un “golpe de Estado”.

“Todavía no se ha decidido (…) Los embajadores siempre están en posibilidad de ser llamados a consulta dependiendo como evoluciona la situación (…). Se está evaluando”, respondió el ministro a los periodistas, luego de una actividad oficial por el aniversario de las Naciones Unidas.

Luna dijo, además, que el Perú está preocupado por lo que se vive en Venezuela y, por ello, está en conversaciones con los países amigos de la región, las que terminarán a mediados de esta semana.

Llamar a consulta a un embajador es una muestra de malestar frente a lo que está pasando en un país y permite que el representante diplomático informe directamente a su gobierno sobre lo sucedido y se definan los siguientes pasos.

Justamente, en el Parlamento la congresista Lourdes Alcorta (Fuerza Popular) consideró que el Perú debería “retirar” al diplomático hasta que se solucione la crisis que atraviesa Venezuela.

Respaldo en el Congreso

Casi en paralelo al pronunciamiento del canciller, la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso respaldó el pronunciamiento de la Asamblea Legislativa de Venezuela, en la que advierte la ruptura del orden constitucional, la existencia de un golpe de Estado perpetrado por Maduro y solicita activar los mecanismos para garantizar los derechos de los venezolanos, entre otras acciones.
Este acuerdo, impulsado por el legislador aprista Jorge del Castillo, será enviado a organismos multilaterales como el Parlamento Andino, Parlamento Europeo y Parlamento Latinoamericano.

Perú 21