Obreros, campesinos y trabajadores sindicalizados, estudiantes y catedráticos universitarios han criticado con severidad este día al presidente y gobierno de turno así como a los anteriores, con motivo de la manifestación conmemorativa de la Revolución del 20 de Octubre de 1944 que derrocó al general Federico Ponce Vaides, sucesor del dictador de los 14 años Jorge Ubico Castañeda.

La marcha –que recordó al mártir universitario Oliverio Castañeda, salió a media mañana de la avenida Bolívar, llegó al Centro Cívico, recorrió el Paseo de la Sexta y desembocó con una concentración en la Plaza Mayor frente al Palacio Nacional– fue un escape de la multitud a la crisis económica y social que afecta a la población, pero las críticas abundaron contra Jimmy Morales y su grupo.

Así, reclamaron que ha faltado a su palabra de honor empeñada durante la campaña electoral a finales del año pasado, cuando garantizó que él ni su gobierno –si ganaba en la segunda vuelta, como finalmente ocurrió– no sería “Ni corrupto ni ladrón”. Además, mantas, carteles y consignas exigieron de nuevo poner un hasta aquí a la corrupción, al nepotismo y el saqueo del Estado.

Entre los carteles portados por los conmemorantes de la gesta cívico-militar de 1944 figuraba una con tres fotos de Morales. La primera, del pasado, con la gráfica de uno de los personajes de su programa televisivo Moralejas; en medio la del presente, de Jimmy presidente y, última, la del futuro, él vestido con uniforme y gorra de preso.

Asimismo, los sindicalistas enfocaron sus exigencias en que el Ejecutivo de turno rescate a las instituciones insignia, como el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), saqueadas por políticos que en su momento las han dirigido, aparte de demandar que no sean privatizadas (los servicios hospitalarios, por ejemplo) –como en el pasado reciente ocurrió con Guatel, entre otras–.

Taxistas contra UBER

La nota sorpresiva de la marcha la dio la Asociación de Taxistas de Guatemala, al tomar parte con numerosos de estos vehículos, especialmente los blancos, y este mensaje: Asotagua denuncia y exige a Emetra que no permita la operación de Uber en Guatemala. Fuera Uber. No queremos más taxis pirata –en alusión a la introducción de este servicio con pago electrónico y que ellos creen será una competencia desleal–.

El Periódico