Sujetos armados atentaron contra la vida del coordinador Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), Tomás Gómez y Alexander García Sorto, líder comunitario de Llano Grande, Colomoncagua, departamento de Intibucá.

El ataque ocurrió cuando abordaba un vehículo propiedad del COPINH, y varios sujetos hicieron disparos a la puerta del conductor del automotor.

“Responsabilizamos por lo que nos pueda pasar a nosotros a las empresas en general, pero también a Juan Orlando Hernández y exigimos que haya justicia en caso de Berta Cáceres”, manifestó el líder indígena. Al tiempo que aseguró que “pase lo que pase vamos a seguir”.

Relató que “los disparos fueron dirigidos hacia el vehículo del COPINH pero no pudieron impactar porque yo iba rápido ya que desde antes vimos que llego un carro hacia el centro de la vía, en ese momento tome prevención”.

Atentado fue planificado y dirigido contra coordinador del COPINH, según afectados

“Creemos que eran direccionados hacia nosotros, por lo que nuestra seguridad y vidas están en peligro por lo que tiene que ver con los congestionamientos y políticas neoliberales de este Estado”, añadió.

Al ser consultado sobre si otros grupos indígenas están a favor de los proyectos hidroeléctricos indicó que quienes están de acuerdo en dicho sector del país son los empleados de Agua Zarca, que son alrededor de 30 personas.

Sobre las denuncias de que el COPINH se aprovecha de la inocencia de los campesinos de ese sector del país comentó que “es una manera que tienen desde la empresa, donde dicen que nos acusan de varias cosas y creemos que de esta forma quieren dilatar esta situación”.
“Hemos visto que esas personas que utiliza la empresa cuando les conviene dicen que son indígenas y otras veces dicen que son de la zona y cuando no les conviene no dicen que son de la zona ni indígenas”, indicó.

En tal sentido, denunció que la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), ha tenido unas personas organizadas para intimidar a las personas y en tal sentido han estado saliendo de la zona porque temen por sus vidas.

“Exigimos que hayan investigaciones y que pongan atención a las denuncias del COPINH sobre estos grupos armados que rodean la zona antes del asesinato de la compañera Berta Cáceres a lo cual el Estado de Honduras y el Ministerio Público no hizo nada por lo que creemos que son responsables”, señaló.

Finalmente, recordó que hay varios informes mismos que se violan sistemáticamente los derechos de las comunidades indígenas y que el Estado debe cancelar inmediatamente el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, porque el mismo fue viciado.

Tiempo


Comunicado oficial del COPINH

Fuera Agua Zarca

COPINH