Las autoridades del Instituto Nacional de Migración de Honduras deportaron esta tarde a un ciudadano de origen español, testigo clave del asesinato de la ambientalista y lideresa indígena, Berta Cáceres.

Luis Díaz de Terán-López, quien venía de España, fue detenido en horas del mediodía en el aeropuerto internacional Toncontín de Tegucigalpa, pero tres horas más tarde se optó por su deportación, sin justificación alguna.

El no ingreso del extranjero al territorio hondureño fue a decisión administrativa. Inicialmente fue esposado pero luego le quitaron las esposas, no lo maltrataron, pero será enviado a El Salvador, para su retorno a España, informó el embajador de ese país, Miguel Albero, quien se hizo presente en las oficinas migratorias.

Albero informó que su compatriota fue deportado porque las autoridades hondureñas alegaron que su ingreso es como turista, cuando en realidad viene a otras actividades.

Díaz de Terán-López vive en Honduras desde hace mucho tiempo y se ha venido desempeñando como defensor de derechos humanos en varias organizaciones, específicamente en el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), “muy cercano” a la extinta presidenta de esta organización, Berta Cáceres, dijo el asesor legal del Comité por la Libre Expresión (C-Libre) Carlos Jiménez, quien también se presentó al aeropuerto para asistir al ciudadano español.

Criterio