La oposición y el oficialismo jugarán sus mejores cartas para definir el camino que tomará el proyecto de enmienda constitucional, que pretende ser tratado esta tarde en la Cámara de Diputados.

La sesión ordinaria está convocada para las 14:00. Si la oposición cuenta con 41 votos, podrá en medio de la sesión, solicitar levantar la sesión ordinaria, y convocar una extraordinaria para tratar como único punto el proyecto de enmienda constitucional, propuesta que el 25 de agosto fue archivada en la Cámara de Senadores.

La Cámara de Diputados se constituirá en comisión para dictaminar el proyecto de ley. Para aprobar, el oficialismo requerirá de 41 votos a favor, mientras que para el rechazo la oposición solo precisa que el cartismo no llegue a 41 votos para que la intención sea rechazada y posteriormente archivada.

En caso de que el plan reeleccionista prospere, su estudio pasará al Senado, cámara donde existe una mayoría opositora.

La oposición asegura contar con los votos suficientes para archivar el proyecto. Cuenta con los votos de 28 liberales, dos de Avanza País, dos del Encuentro Nacional, la diputada Olga Ferreira (independiente), el diputado Ramón Duarte (FG) y 10 colorados disidentes. Con lo que según estiman llegarían a 44 votos en contra del plan cartista.

Sin embargo, el oficialismo también se muestra confiado, aunque no asegura mayoría sostienen que están 40-40 y que podrían jugar con el quorum de 41 votos que precisa la oposición para dar el primer paso.

Los colorados pelean los votos de sus correligionarios. Ironizan que el lunes tenían una fuga de 15 diputados, el martes de ocho y ayer de seis.

Manifiestan que el ofrecimiento de lugares en las listas convenció a muchos colorados que se sentían marginados por el presidente, esto sumado al llamado que el presidente Horacio Cartes les habría hecho.

Según versiones el oficialismo además de ofrecer espacios en las listas también habría ofrecido fuertes sumas de dinero con el fin de convencer a los indecisos.

Sin embargo, la oposición busca consolidar una mayoría en la Cámara de Diputados para realizar cambios principalmente en la Contraloría. También se habla de mover el tablero en la Justicia Electoral, la Fiscalía General del Estado y la Defensoría del Pueblo.

ABC