Mujeres, la mayoría de ‘ninis’ en México: OCDE

La falta simultánea de acceso a una fuente de empleo o a educación entre jóvenes, los llamados ninis, golpea con más fuerza a las mujeres en México. Así lo reveló este miércoles un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El organismo alertó que más de la mitad de las jóvenes en esta condición son madres.

Poco más de uno de cada cinco jóvenes entre 15 y 29 años de edad en México no tiene acceso a estudio, trabajo ni a capacitación, una condición que la OCDE califica como de nini. En 2015, esta proporción fue de 22.1 por ciento de la población en ese rango de edad, una tasa menor a la de 24 por ciento registrada después del inicio de la crisis de 2008, pero que todavía supera ampliamente el promedio de la OCDE, que es de 15 por ciento.

La parte de ninis inactivos es particularmente alta en México: en 2015 sólo uno de cada seis de los jóvenes que no estudiaba ni trabajaba buscaba activamente un empleo, comparado con una media de uno de cada tres en el resto de la OCDE, de acuerdo con el reporte “Panorama de la sociedad 2016”, publicado hoy por el organismo.

La condición de falta de acceso a una fuente de empleo o a una plaza en una institución de educación media superior y superior es particularmente grave en el caso de las jóvenes mexicanas, apuntó la OCDE.

“La mayor parte de estos jóvenes inactivos son mujeres. En efecto, las jóvenes mexicanas tienen una probabilidad prácticamente 4 veces superior de ser Nini que los hombres. Junto a Turquía, ésta es la más alta brecha entre los países de la OCDE, donde como media las mujeres tienen una probabilidad 1.4 veces más alta de ser ninis que los hombres”, agregó.

En México, más de la mitad de estas jóvenes son madres. Menos de la mitad de las madres de niños entre tres y cinco años tienen un trabajo, comparado con una media de aproximadamente dos tercios en la OCDE.

Campeones en deserción escolar

El reporte del organismo apuntó que la deserción escolar entre jóvenes –medida a partir de la cantidad de personas que no logra terminar la educación media superior– sigue siendo un problema en México, mientras que en la última década la mayoría de países pertenecientes a la OCDE ha logrado progresos significativos en este tema.

En México, más de la mitad de los jóvenes no completó la educación media superior, la tasa más alta entre los países de la OCDE. El reporte menciona que los jóvenes sin educación media superior completa encuentran dificultades para encontrar un trabajo estable, aun en economías, como la mexicana, donde el empleo está en expansión.

La Jornada