Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La mesa de conversación que instalarán el Gobierno nicaragüense y la Organización de Estados Americanos (OEA), sobre las elecciones del próximo 6 de noviembre, podría ser una oportunidad para avanzar en la democratización de Nicaragua.

Consideramos que con esta iniciativa, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha demostrado su interés para que los países de la región mejoren, a través del diálogo y otros mecanismos cívicos, sus estados de derecho e institucionalidad.

Compartimos la posición del sector privado y de la Iglesia católica, de que en todo momento es posible el diálogo para solucionar los conflictos, y es preferible la conversación que la violencia, como expresó el arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes.

También nos parece positivo que el Gobierno haya aceptado las conversaciones propuestas por Almagro, siempre que estas lleven a mejorar el proceso electoral y fortalecer la democracia.

Aunque todavía se desconoce la fecha de inicio de este diálogo ni la agenda del mismo, esperamos que sea pronto y que de ese “intercambio constructivo” con la OEA, como lo plantea Almagro, surjan mejores condiciones para que los nicaragüenses puedan ejercer su derecho al voto, y que los resultados del escrutinio sean bien avalados dentro y fuera del país.

Nicaragua está en una etapa importante de cambios hacia su desarrollo económico y social. La economía del país ha mejorado, con un crecimiento real del PIB que en promedio es cercano al 5% y la sociedad está logrando más acceso a educación y empleo, con una consecuente reducción de la pobreza. Sin embargo, falta desarrollar la institucionalidad y el estado de derecho, entre otros aspectos políticos, para que la nación avance sin desequilibrios. Todo diálogo engendra oportunidades y esperamos que este, con la OEA, será fructífero para el futuro de Nicaragua.

El Nuevo Diario