Macri recibe a Tabaré y busca dejar atrás crisis por pasteras

Mauricio Macri recibirá hoy en Olivos a su par de Uruguay, Tabaré Vázquez, con quien dialogará sobre las pasteras, la difusión de los monitoreos de impacto ambiental y la voluntad de forjar nuevos acuerdos comerciales.

Será el segundo encuentro en lo que va del año, y se realizará en un marco distendido de un “asado de amigos” , lejos del protocolo diplomático con el objeto de marcar un cambio de época en la relación que el Gobierno oriental mantuvo durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, como consecuencia del conflicto con las pasteras del río Uruguay.

La reunión contará con la presencia de los embajadores de ambos países, Guillermo Montenegro (argentino en Montevideo) y Héctor Lescano. En tanto, mientras Uruguay no confirmó si junto a Tabaré viajará su canciller, Rodolfo Nin Novoa, la canciller Susana Malcorra no será de la partida, ya que se encuentra en viaje oficial.

Tras casi trece años de cortocircuitos por las pasteras, que incluso llegaron a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, los jefes de Estado buscarán continuar con el acercamiento y la sintonía que mostraron en aquella primera reunión que se llevó a cabo en la Estancia de Anchorena, en Colonia, el 7 de enero pasado.

En ese sentido, así como se esperan anuncios sobre el monitoreo del impacto ambiental de la pastera finlandesa UPM (ex-Botnia) en el Río Uruguay ordenados por La Haya, el líder del PRO y el referente del Frente Amplio analizarán la intención de la firma nórdica de instalar una nueva planta de producción sobre el Río Negro, cuyas aguas desembocan en el límite natural entre ambos países.

“Hablé personalmente con Macri de este tema, para informarle de la eventual instalación de esta planta productora de pasta de celulosa. La recepción que dio (Macri) fue excelente, fue muy buena, hemos acordado que no van a existir inconvenientes por parte de Argentina por la instalación de este nuevo emprendimiento”, afirmó el uruguayo en agosto luego de reunirse con autoridades de UPM.

El mismo mensaje transmitió el propio Macri al primer ministro de Finlandia, Juha SipilTM, a quien recibió días atrás en Buenos Aires y le manifestó que no se opondría a ningún emprendimiento, siempre y cuando se mantengan los estándares de calidad ambiental.

Según aseguran en el entorno presidencial, la postura del Gobierno de Macri será “no impedir el desarrollo de la industria forestal”, pero sí velar por el cumplimiento de los estándares de cuidado ambiental.

La cumbre entre ambos mandatarios se produce en un momento clave para la industria forestal entrerriana, que espera el avance en la Legislatura -se trata el miércoles en el Senado- de un proyecto del gobernador Gustavo Bordet (FpV)para derogar las trabas a la exportación de rollizos de madera. Esa limitación fue impuesta en 2006 en pleno conflicto por las pasteras y con el puente internacional bloqueado por ambientalistas.

“Se estará facilitando la contaminación de la pastera UPM”, braman los ecologistas, que la semana pasada protagonizaron una volanteada sobre el mismo puente para concientizar sobre el riesgo que supone el fin de esa traba.

Sobre la posibilidad de que en la reunión de hoy haya anuncios respecto de la difusión de los datos sobre la calidad del aire y del agua del Río Uruguay, donde desembocan los efluentes de UPM, organizaciones ambientalistas de Gualeguaychú manifestaron que tienen “pocas expectativas” sobre la reunión: “Es más de lo mismo, van a sacar un informe de la CARU acomodado a gusto de los uruguayos”, lamentaron.

Entre otros temas, hoy en la mesa de Olivos también se analizarán proyectos de infraestructura binacionales, como el dragado del Canal Martín García, la construcción de un nuevo puente que una Zárate y Nueva Palmira, y la construcción de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

Ámbito Financiero