Ni tregua ni receso contra la reforma educativa: CNTE

La disidencia magisterial no dará tregua ni receso en su exigencia de revocar la reforma educativa, advirtió el dirigente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el estado de Oaxaca, Rubén Núñez, quien pidió además la reinstalación inmediata de las mesas de diálogo en la Secretaría de Gobernación.

Entrevistado al término del foro “La reforma educativa en México” organizado por los diputados federales de Morena en el Palacio de San Lázaro, Núñez demandó asimismo la reinstalación de los profesores cesados por acumulación de inasistencias.

Desmarcó al magisterio de la destrucción de autobuses y saqueo de transporte de carga por parte de estudiantes normalistas en estados como Michoacán, al tiempo de afirmar que los maestros disidentes conducirán sus manifestaciones por la vía pacífica.

¿Se está enfriando su movimiento? se le inquirió.

No, por el contrario, nosotros decimos que estamos en una etapa sí distinta a la que se venía planteando, pero es una etapa de reorganización con variedades distintas en cada entidad, y yo creo que esto va a continuar: no hay tregua, no hay receso, la lucha política, la lucha jurídica y la pedagógica vamos a continuar atajó Núñez.

Durante el foro celebrado en la Cámara de Diputados, el líder magisterial refrendó el rechazo de su organización a los exámenes de evaluación, por considerarlos “punitivos”.

En el mismo sentido se pronunció Enrique Enríquez, dirigente de la CNTE en la Ciudad de México, quien convocó a “tirar” la reforma educativa e impulsar un proyecto nacional de educación.

La secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, expresó en su turno la solidaridad del partido con los maestros disidentes y censuró las “vejaciones” perpetradas contra el magisterio.

A su vez, las diputadas Patricia Aceves y Araceli Damián salieron igualmente a la defensa de los profesores de la CNTE frente a lo que calificaron como descalificaciones del gobierno federal.

Milenio