Las féminas, convocadas por la Federación de Mujeres Cubanas, reclamaron bajo el lema «Yo voto contra el bloqueo» el cese de esa política y enumeraron algunos de los daños económicos y humanos que ha provocado contra el pueblo de la Isla durante los más de cincuenta años de su aplicación, refiere Prensa Latina.

Las participantes recordaron que, a pesar del acercamiento de los gobiernos estadounidenses y cubanos, el embargo continúa afectando a sectores como la salud, la educación, el deporte y la cultura y por tanto a toda la sociedad.

En Camagüey por el desarrollo de la ciencia y la salud

En el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de la provincia de Camagüey las restricciones para adquirir reactivos, materias primas y equipamiento de alta tecnología en Estados Unidos constituye una realidad palpable. El desarrollo de una vacuna contra el cólera porcino se ha visto retardado precisamente por esas dificultades, publica la ACN.

Así lo comentó hoy a la prensa la investigadora Ileana Sánchez Ortiz, de esa institución, quien antes se pronunció en un acto público convocado por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) para denunciar las consecuencias de esa genocida política contra la Isla.

Citó datos del informe contra el bloqueo que se presentará a votación ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el próximo día 27.

En el acto confluyeron los diferentes segmentos del sector femenino de Camagüey. Foto: Periódico Adelante

Allí se referencian otras afectaciones en el ámbito científico, como la imposibilidad que ha tenido Cuba de exportar a ese país la vacuna Gavac contra la garrapata del ganado bovino, que se produce también en el CIGB de Camagüey.

Aunque el más reciente paquete de medidas anunciado por la administración del presidente Barack Obama contempla una pequeña ampliación en el intercambio entre ambos países, en lo relacionado con productos farmacéuticos cubanos, para la científica camagüeyana son todavía insuficientes esas medidas.

Por su parte la doctora Daily Remó, consideró que se limita mucho en su espectro, pues el beneficio mayor será para el propio pueblo norteamericano, que se favorecerá por ejemplo del Heberprot P, medicamento cubano único de su tipo en el mundo para tratar la úlcera del pie diabético, acotó

Otras afiliadas de la FMC, pioneras, jubiladas, y amas de casa, levantaron su voz para exigir el cese del criminal bloqueo, diseñado hace casi seis décadas para asfixiar la Revolución, pero que no pudo impedir el acceso pleno de todos los cubanos a ramas tan importantes como la ciencia y la salud.

Mujer de la Ciénaga de Zapata alzan su voz

Gisela Coto, oriunda de la Ciénaga de Zapata y dirigente de la Federación de Mujeres Cubana (FMC) dijo hoy que lo injusto del bloqueo, que el gobierno de Estados Unidos impone a Cuba, no es ajeno en ningún rincón de la geografía de la Isla, según informa la ACN.

Con orgullo hablo del sitio donde vengo, hace 55 años allí el imperialismo sufrió la primera derrota en América Latina, el pueblo los venció en menos de 72 horas, la Ciénaga de Zapata es hoy un lugar ejemplo de las transformaciones sociales que trajo la Revolución, comentó Coto.

A pesar del paquete de medidas, que benefician más a los americanos que a los cubanos y de la directiva presidencial, el bloqueo existe, y las mujeres alzamos las voces y denunciamos la injerencia de ese gobierno, hay que tener los ojos bien abiertos, afirmó Gisela, quien fuera por más de 20 años secretaria general de la FMC en el mayor humedal cubano.

Las mujeres de esta ciudad, se dieron cita en el céntrico parque de La Libertad para expresar su desacuerdo con la política hostil de la administración Obama.

Osvaldo Alvarez Torres, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Matanzas, recordó las acciones de subversión contra la Isla, para lo cual el gobierno de Estados Unidos destina millones de dólares, y elogió el papel de los jóvenes, protagonistas también de actos numerosos de denuncia.

Juventud Rebelde