Los miembros de la Coalición Nacional por la Democracia esperan que el acercamiento entre el Gobierno de Nicaragua y la Organización de Estados Americanos, OEA, sea la oportunidad de exigir el cumplimiento de la Carta Interamericana Democrática y demandar la suspensión del proceso electoral en curso, que califican de “farsa electoral”.

La Coalición, integrada por seis organizaciones políticas, mantiene su demanda de “programar unas nuevas elecciones, libres, ya bajo condiciones transparentes y democráticas, con nuevas autoridades electorales y la observación electoral nacional e internacional, para tener un proceso electoral legítimo, creíble y competitivo”, explican en un pronunciamiento leído por el exdiputado Pedro Joaquín Chamorro en conferencia de prensa.

El proceso electoral está marcado por la exclusión de la principal fuerza política opositora, que estaba agrupada en la Coalición Nacional por la Democracia y era lideraba el Partido Liberal Independiente (PLI). Sin embargo, el 8 de junio, los magistrados y militantes del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) emitieron una sentencia judicial que le quitó la representación legal del PLI a Eduardo Montealegre, lo que significó dejar a la Coalición Nacional sin casilla para participar en las elecciones presidenciales del seis de noviembre.

En el escrito leído este lunes, los miembros de la Coalición advierten la posibilidad de una manipulación de parte del Gobierno del presidente inconstitucional Daniel Ortega.

“Advertimos sobre la posibilidad de maniobras, promesas huecas, mecanismos para evitar la crítica internacional, anuncios demagógicos para después de farsa electoral, y toda forma de engaño que puede intentar Ortega dentro de estas conversaciones, para lograr su objetivo de cinco años más el poder sin ninguna esperanza de cambio para los nicaragüenses”, expresa el pronunciamiento.

La Coalición Nacional por la Democracia es una organización política opositora al Gobierno de Ortega. Esta integrada por seis organizaciones: la Cruzada Liberal, el Partido Nueva Alianza Cristiana (Panac), Ciudadanos Unidos por la Libertad, exmiembros de la Resistencia Nicaragüense, Partido Social Cristiano.

Este domingo se conoció que el gobierno de Ortega se abrió a un diálogo con la OEA, a 22 días de celebrarse los comicios nacionales en Nicaragua, en los que el líder sandinista, en el poder desde el 2007, busca su segunda reelección consecutiva.

La decisión fue revelada por el mismo secretario general de la OEA, Luis Almagro, y horas después fue confirmada y aceptada por el Gobierno de Nicaragua.

La Prensa