La activista política Violeta Granera sostendrá un encuentro en Washington con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para compartirle la actual crisis política electoral de los comicios de noviembre, los cuales han sido calificados de farsa por la oposición en Nicaragua.

“Hay una comisión que viajará a Washington para reunirse con Luis Almagro, a quien le van a informar la crisis electoral e institucional que atraviesa el país”, aseguró Byron Chamorro, miembro del Frente Amplio por la Democracia (FAD), organización a la cual también pertenece Granera.

La oposición en Nicaragua, dividida en distintas agrupaciones, ha denunciado nacional e internacionalmente que el actual proceso electoral carece de legalidad y transparencia, por lo que han demandado que se organice un nuevo proceso electoral transparente e incluyente.

“Nosotros estamos realizando una serie de actividades para denunciar y rechazar este proceso electoral que es una farsa, pero que algunos partidos que participan en el actual proceso electoral pretenden legitimar para prestarse al proyecto de Daniel Ortega para continuar en el poder”, denunció el activista político.

Chamorro también informó que con Granera viajan otras personas ligadas al Frente Amplio.

Democracia bajo amenaza

Por otro lado, el excandidato presidencial opositor, Luis Callejas, participará hoy en Miami, en un foro denominado Democracia Bajo Amenaza, en el que participa Luis Almagro y varios expresidentes latinoamericanos, como Álvaro Uribe, de Colombia; Laura Chinchilla, de Costa Rica, entre otros.

“Es un foro sobre democracia, para exponer las situaciones de nuestros países y en la actividad vamos a exponer la actual coyuntura de Nicaragua”, explicó Callejas.

Callejas también confirmó que Violeta Granera se reunirá con Almagro el próximo 28 de octubre.

“Violeta ya tiene una cita con Almagro, con quien conversará la situación actual del país, específicamente los problemas institucionales y la crisis electoral que ya todos sabemos que es una farsa que rechazamos”, aseguró el opositor.

La Prensa