El Ministerio Público (MP) divulgó este domingo, 16 de octubre, en su sitio web que la procuradora general de la Nación, Kenia Porcell, y el procurador general de Brasil, Rodrigo Janot, iniciaron “una nueva etapa en la cooperación jurídica internacional” entre los dos países.

De acuerdo con la información del MP, el encuentro entre las dos partes se dio el pasado 11 de octubre, en el contexto de la XXIV Asamblea General Ordinaria de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos, en Lisboa, Portugal.

“El propósito de este encuentro fue darle continuidad a las conversaciones iniciadas por la comitiva que visitó Brasilia y Curitiba respecto de las asistencias legales que ambos Ministerios Públicos han cruzado, en virtud a la operación conocida como Lava Jato”, dice el documento que adjunta un escrito con la firma de Porcell y Janot (ver facsímil).

Desde marzo de 2015, fiscales de Brasil han pedido cooperación a Porcell para que dé información sobre transacciones de Constructora Internacional del Sur, S.A. –vinculada a Constructora Norberto Odebrecht–, de cuyas cuentas bancarias en Panamá se pagaron millonarias coimas a exfuncionarios de Petrobras.

Por este caso, el expresidente de la empresa Marcelo Odebrecht fue condenado a 19 años de prisión por corrupción sistemática, entre otros delitos.

Hasta la fecha, Panamá ha entregado a Brasil información que ya estaba en manos de los fiscales de ese país, argumentado que el pedido de Brasil no es preciso.

Pero el país sureño ha reiterado que la rogatoria es detallada y no difiere de pedidos hechos a otros países.

El último capítulo de esta trama se escribió a finales de septiembre pasado, cuando la Fiscalía General de Brasil desmintió un comunicado del MP local, según el cual, Brasil les había pedido disculpas por las publicaciones sobre el tema en Panamá. La polémica surgió en medio de una visita de fiscales panameños a Curitiba y Brasilia.

Las autoridades de Brasil también hablaron de la falta de planificación de la delegación del MP de Panamá que les visitó, al cuestionar que no tenían una agenda de reuniones confirmadas y tampoco avisaron a su contraparte. “A pesar de que la reunión no fue previamente (…) las autoridades panameñas fueron inmediatamente recibidas por los órganos brasileños competentes”, afirmó el comunicado que emitió Brasil.

Prensa