Toman Filosofía UNA para forzar que Asamblea sesione y reforme Estatuto

Un grupo de estudiantes de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) se atrincheraron ayer dentro del predio hasta que dos de los tres representantes docentes firmen la convocatoria para que la AU vuelva a sesionar y trate –por cuarta vez– la reforma del Estatuto de la UNA.

Solo les faltan dos firmas para que el Consejo Superior Universitario (CSU) llame a una nueva sesión de la Asamblea para deliberar la composición de los órganos de gobierno de la Universidad.

Si bien por mandato asambleario piden la renuncia del decano Ricardo Pavetti, exigen su firma para levantar la medida de fuerza. O bien, la rúbrica de los otros asambleístas docentes ante la AU: Arsenio Villalba y Agustín Mendoza.

Con la toma de la facultad, además, buscan evitar el desarrollo de la elección de Consejo Directivo (CD), prevista para el viernes próximo.

“Políticamente tiene demasiada fuerza decir que se van a hacer ya las elecciones hoy; es una táctica para que nosotros demos un paso atrás en nuestro reclamo”, manifestó Diego Díaz, presidente del Centro de Estudiantes de Filosofía UNA.

Los comicios para elegir consejeros docentes, incluso, pueden posponerse hasta finales de este mes; no así en el caso de los estamentos de egresados y estudiantes, cuyos mandatos fenecen en la primera quincena de octubre.

Mientras, nueve de las doce unidades académicas de la UNA ya hicieron el llamado a elección de CD.

Advertencia. La ocupación del predio no afectó el funcionamiento del Colegio Experimental Paraguay-Brasil (CEPB). Empero, el centenar de estudiantes atrincherados en la institución impidió el paso de funcionarios de la facultad, quienes infructuosamente intentaron ingresar a sus puestos laborales en horas de la tarde.

“Vamos a hacer el esfuerzo por el lado de la ley, esperaremos los plazos en la parte judicial y presentaremos un amparo y después veremos cómo”, refirió el decano de Filosofía UNA al dejar picando la posibilidad de que apelarían a otros métodos para rehacer la actividad académica y administrativa de la institución.

“A la violencia es lícito repelerla con violencia; en la proporción y en la medida de la ofensa”, recitó Pavetti en contacto con una radio local.

Última Hora