La Asociación Nacional Republicana (ANR) decidió de manera oficial, a través de una convención desarrollada ayer, buscar la reelección del presidente de la República, Horacio Cartes.

El mandatario afirmó que “obedecerá” lo dispuesto por la máxima autoridad partidaria, aceptando así el pedido, y, ante el reclamo de cambiar a los ministros no colorados, anunció que no esperará “hasta el lunes” para remover a sus colaboradores que no sean afiliados a la ANR.

Ante esta decisión, el ministro de Hacienda, Santiago Peña, se afilió y se puso el pañuelo colorado en el cuello. Con la promesa del jefe de Estado ante los convencionales se espera que en las próximas horas determine el relevo del ministro del Interior, Francisco de Vargas, de extracción liberal.

LA REELECCIÓN

Los convencionales encomendaron a la dirección del partido impulsar las “medidas políticas y legales para incorporar la reelección a la Constitución”, además de sancionar a los que no apoyen la decisión. No se determinó cuál será la vía para modificar el artículo constitucional que prohíbe la reelección.

La disidencia, que participó en la primera parte de la cita partidaria, finalmente, decidió retirarse para no legitimar la decisión. Sus dirigentes, entre ellos Mario Abdo Benítez y Juan Carlos Galaverna, criticaron con dureza la determinación de la convención así como la advertencia de sancionar a los parlamentarios que no acaten la disposición.

ALTA PARTICIPACIÓN

En una jornada en la que participaron más de 1.100 convencionales, los temas tratados fueron de fácil manejo por parte del oficialismo por la amplia mayoría que ostenta. Cuando se votó el tema de la reelección, los disidentes ya no estaban.

La propuesta de buscar el segundo mandato presidencial para Cartes fue presentada por el convencional Pedro Díaz Verón, lo que fue respaldado por los convencionales que hicieron uso de palabras.

ACOMPAÑAMIENTO

El jefe de Estado, quien brindó un mensaje, pidió que le acompañen. “Yo les pido que me acompañen, si no quieren no importa, y nada de lo que estamos solicitando va a ser fuera de la Constitución. Respetemos, porque así nos van a respetar.

Aquí, porque algunos me dicen que soy colorado nuevo, pero sinceramente, reviso mi vida y encuentro que he hecho más cosas que muchos viejos colorados”, afirmó. Igualmente, aseguró: “Yo les digo que nunca violé la Constitución, todos debemos respetar la Constitución, pero primero debe ser el Presidente, nunca violé ni nunca violaré la Constitución”.

GOBIERNO

Igualmente, destacó la gestión al frente del Poder Ejecutivo, especialmente en el campo social, y prometió “tender puentes” para lograr la unidad partidaria. Desafió a sus críticos a debatir con seriedad “en el campo que elijan” y no a través del “micrófono”. Lanzó, además, críticas contra la oposición, especialmente en el Congreso.

La convención partidaria, además de la reelección, aprobó la apertura del partido a alianzas electorales y confirmó la integración de tribunales.