El hecho ocurrió frente al Hospital Tesãi que depende de la Itaipú Binacional, según Última Hora.

Entre los ciudadanos reprimidos se encuentran taxistas, vendedores y ex funcionarios de la Municipalidad de Ciudad del Este.

Los mismos aseguran que están instalados frente al Palacio de Justicia esteña hace meses en la “carpa de la dignidad”.

Por una parte, Patricia Portillo de 62 años, recibió golpes en la rodilla por parte de los cascos azules y Edita Duarte de 49 años, resultó con golpes en el brazo.

De acuerdo a las declaraciones, los agentes policiales no encontraron otra medida para repeler el escrache que acallarlo con prepotencia y violencia.

Incluso, según la 970 AM, varios empleados de una empresa privada fueron retenidos por los uniformados en un espacio reducido en una sensación térmica de 43 grados donde una persona se desmayó.

Paraguay