El presidente Juan Manuel Santos presentó un avance de diálogo nacional para la unión y la reconciliación y en este anunció que a solicitud de los jóvenes organizadores de las diferentes marchas a favor de la paz, el cewse al fuego bilateral será hasta el 31 de diciembre, aclarando que “no es un ultimátum”.

“Me reuní con el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, quien, al reiterarme su apoyo a la paz, me dijo que, si bien la paz no es un requisito para entrar a esta importante organización, alcanzarla acelera la inversión, la generación de empleo y el desarrollo agropecuario”, dijo.

También entregó un informe de la reunión con Luis Almagro. “Por su parte, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro coincidió en subrayar la importancia de avanzar pronto en la salida de esta situación, debido a la vulnerabilidad del cese al fuego”.

Hizo mención además de la participación de la Iglesia en este proceso de negociación para la elaboración de los Acuerdos. “Celebro y agradezco la decisión de convocar a una reunión extraordinaria de los obispos de Colombia para reflexionar y aportar a la paz en este momento tan importante”, manifestó.

“Me uno a las palabras del Secretario de la Conferencia y también le pido a Dios me ilumine para construir la paz, siempre con base en el diálogo y el respeto mutuo”, añadió.

Informó que tras reunirse con los jóvenes que están liderando las marchas ciudadanas “para exigir que se respete su derecho a vivir en paz” tomó la decisión de “prorrogar el cese al fuego bilateral hasta el 31 de diciembre”.

Fue enfático en decir que “esto no es un ultimátum ni fecha límite, pero espero que todo este proceso para tener un nuevo acuerdo se termine mucho antes porque como me dijo una estudiante hoy, “el tiempo conspira contra la paz y la vida””.

El Heraldo


Alocución del Presidente Juan Manuel Santos sobre los avances del Diálogo Nacional para la Unión y la Reconciliación

Buenas noches. Quiero mantenerlos informados del avance de diálogo nacional para la unión y la reconciliación.

Me reuní con el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, quien, al reiterarme su apoyo a la paz, me dijo que, si bien la paz no es un requisito para entrar a esta importante organización, alcanzarla acelera la inversión, la generación de empleo y el desarrollo agropecuario.

Por su parte, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro coincidió en subrayar la importancia de avanzar pronto en la salida de esta situación, debido a la vulnerabilidad del cese al fuego.

Me reuní igualmente con el Cardenal Salazar, Monseñor Castro, Presidente de la Conferencia Episcopal y Monseñor Suescún, jerarcas de la Iglesia Católica en Colombia.

Celebro y agradezco la decisión de convocar a una reunión extraordinaria de los obispos de Colombia para reflexionar y aportar a la paz en este momento tan importante.

Me uno a las palabras del Secretario de la Conferencia y también le pido a Dios me ilumine para construir la paz, siempre con base en el diálogo y el respeto mutuo.

En un breve encuentro con algunos rectores de universidades públicas y privadas que venían a unir su voz a las marchas por la paz, les agradecí su compromiso y les señalé que las universidades juegan un papel determinante a alimentar este proceso de diálogo alrededor de la paz.

Finalmente, esta tarde me reuní con algunos de los jóvenes que están liderando las marchas ciudadanas para exigir que se respete su derecho a vivir en paz. Con mucha razón me dijeron: “No somos del No ni del Sí. Somos de la sociedad. La paz es de la sociedad. La paz es de todos.”

Como lo dijeron ellos, se necesita transparencia y agilidad. Me exigieron poner límites perentorios. Me dijeron que no puede haber borrón y cuenta nueva. Que se requieren propuestas concretas y realistas. Muchos de ellos insistieron en que los acuerdos siguen vigentes.

Uno de los estudiantes me recordó que, en este momento, en el ejército y en la guerrilla, hay jóvenes pendientes de lo que pase, esperando no tener que volver a disparar.

Por esa razón y a solicitud de estos jóvenes, he tomado la decisión de prorrogar el cese al fuego bilateral hasta el 31 de diciembre.

Que quede claro: esto no es un ultimátum ni fecha límite, pero espero que todo este proceso para tener un nuevo acuerdo se termine mucho antes porque como me dijo una estudiante hoy, “el tiempo conspira contra la paz y la vida”.

Compatriotas,

Vamos a lograrlo. Vamos a lograr terminar para siempre con la violencia, el retorno de los desplazados a sus hogares, la oportunidad de que, como lo reconocen todos, con un país en paz el progreso, el desarrollo, el empleo lleguen a todos los colombianos. No podemos perder esa oportunidad.

¡No la vamos a perder!

Presidencia de Colombia


Gobierno finaliza fase de recepción de propuestas para el Acuerdo de Paz

Aunque aún el Gobierno no da respuesta a los sectores del No sobre cuáles de sus propuestas son viables para discutir con las Farc en medio del ajuste que se haría al acuerdo de paz, porque además hasta ayer terminaron de recaudar todos los planteamientos, el uribismo insistió, entre otros temas, en la posibilidad de reclusión en el extranjero.

Al término de más de cuatro horas de esta cuarta reunión de comisionados del Sí y el No, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, informó que “el Gobierno ya tiene la totalidad de las propuestas. Ahora este fin de semana sistematizaremos y vamos a responder entonces cuáles son viables de discutirse con las Farc. La semana entrante Humberto de la Calle viajará a Cuba a hablar con las Farc al respecto”.

Precisó además el jefe de la cartera de seguridad nacional que “vamos a hacer matrices de coincidencias y no coincidencias de las propuestas del No”, para dicha respuesta.

Entre tanto, el expresidente Álvaro Uribe resaltó “el buen diálogo en esta reunión y la extensión del cese al fuego hasta el 31 de diciembre”.

Y agregó que, entre otros temas, “hablamos de la posibilidad de reclusión en el extranjero, así como de protección a las Farc y que se evite la vulneración a la democracia”.

El encuentro se cumplió en la Casa del Ingeniero Militar, al norte de la capital, y asistieron varios representantes de partidos y sectores tanto del Sí como del No: los ministros de Defensa, Luis Carlos Villegas y del Interior, Juan Fernando Cristo; el expresidente Álvaro Uribe, líder del No; el jefe negociador Humberto de la Calle y el presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, de La U.

Así mismo, el excandidato presidencial uribista, Óscar Iván Zuluaga; el senador Iván Duque, del Centro Democrático; Antonio Navarro, de los verdes; el barranquillero Armando Benedetti, de La U; Roy Barreras, de La U; Horacio Serpa, liberal; Carlos Fernando Galán, Cambio Radical; Sofía Gaviria, liberal; el exministro de Justicia, Yesid Reyes, el exprocurador Alejandro Ordóñez y la excandidata presidencial conservadora, Martha Lucía Ramírez.

El jueves, luego de que el uribismo entregara 26 páginas de propuestas, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, anunció que estudiarían los planteamientos de la oposición y otros sectores del No “para empezar la discusión de cuáles son verdaderamente los asuntos que generan preocupación en estos voceros y cuáles tienen la viabilidad de poder ser discutidos con las Farc”.

Y en este sentido advirtió que “no hay que olvidar que los acuerdos han sido discutidos con las Farc: el Gobierno tiene el deber de recibirlos pero esto termina en un trámite con las Farc en La Habana”.

Por su parte, Uribe leyó, en ese momento, en declaración a los medios de comunicación que “este no es un tema de retoques cosméticos. La justicia transicional no debe ser de falta de sanción adecuada a los responsables de delitos atroces, esta justicia debe operar dentro de la justicia ordinaria y definirse dentro de las altas cortes, la Fiscalía y los órganos de control”, y advirtió a renglón seguido que “la elegibilidad política de responsables de delitos atroces crea un grave precedente”.

El Heraldo


Nunca más las armas en la política: Timoleón Jiménez

El Comandante del Estado Mayor Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoleón Jiménez, aseguró en entrevista con Caracol Radio, que esta organización político-militar tiene toda la disposición para la construcción de la Paz, y que la misma, no tiene marcha atrás en Colombia.

Asimismo manifestó que para las FARC-EP, “El Acuerdo contiene las reformas y medidas necesarias para sentar las bases de la paz y garantizar el fin del conflicto armado”. No obstante, la actual coyuntura es una gran oportunidad para escuchar a todos los sectores de la sociedad, los que votaron Sí y No en el Plebiscito del 2 de octubre, y así resolver las inquietudes de la ciudadanía en aras de la construcción de un gran acuerdo nacional que incluya a todos los sectores del país.

“Una de las cosas que debemos desarrollar, que está firmado en los Acuerdos de Paz, es la puesta en marcha de un gran acuerdo nacional con todos los sectores políticos y sociales para que hagamos un gran compromiso con el nunca más, y que nos comprometamos también con la implementación. En esa implementación va a haber la posibilidad de que todos los sectores de la sociedad puedan dar su cuota en función de construir las bases para una Colombia en paz”, expresó el Comandante de las FARC-EP.

Además informó que tanto la delegación del Gobierno como la de la organización revolucionaria, se encuentran escuchando las propuestas todas las expresiones de la vida nacional en búsqueda de un mecanismo expedito que posibilite dar pronta solución a la inestabilidad provocada por el triunfo del No.

Seguidamente, expresó que es importante escuchar a todas las partes, acompañado de la implementación de los Acuerdos. “Esto no se puede dilatar, las fuerzas que no quieren la paz, las fuerzas que están interesadas en que la confrontación continúe y que se usufructúan de la guerra, están interesadas en que el proceso fracase y una de las formas de hacerlo fracasar es la dilación, en eso estamos claros y tengan la plena seguridad de que estamos trabajando fuertemente, estamos seguros de que lo vamos a hacer bien”, aseguró.

El Comandante Timoleón Jiménez, recalcó que lo importante es lograr que todo el país se sienta representado en los Acuerdos y se haga partícipe de la implementación y defensa de la Paz. Enfatizó en que el triunfo del No, es una posibilidad para que ese 60% de los colombianos que no salieron a votar en el Plebiscito, se interesara por el proceso de paz y se abriera la oportunidad para escucharlos. Para ello, recalcó que es fundamental corregir los errores en pedagogía que se hayan tenido, dando la posibilidad para que todo el país sepa de sus alcances y el papel clave que ellos tienen en el desarrollo social y político de la nación.

Finalmente, realizó un reconocimiento a los colombianos por la defensa de la paz, invitando a todo el país para que siga movilizándose y salvaguardando el fin de la confrontación militar. “Este no es un Acuerdo que no es del gobierno y de las FARC, ahora es un Acuerdo que lo ha asumido el pueblo colombiano, que lo está expresando en las distintas movilizaciones que se vienen dando, tengo entendido que hoy se van a movilizar miles y miles de campesinos, indígenas, negritudes, estudiantes y mujeres, y la consigna que yo he escuchado, indica que se están apropiando del Acuerdo, ya es un está en las manos del pueblo, a nosotros ahora nos toca es ayudar en lo que esté a nuestro alcance para su implementación”, aseveró el máximo dirigente de las FARC-EP.

Caracol