Los alcaldes, presidentes de las comunidades y dirigentes de los frentes de defensa de la provincia de Chumbivilcas, en Cusco, anunciaron esta tarde el inicio de un paro regional indefinido el próximo 7 de noviembre en protesta contra la supuesta contaminación que, según afirmaron, está generando el proyecto minero Las Bambas en su territorio.

La decisión se tomó luego de sostener una accidentada mesa de diálogo con representantes de la empresa minera MMG Limited, a cargo de la mina Las Bambas, y funcionarios de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) en el distrito de Ccapacmarca.

“Necesitamos que estén presentes en estas mesas gente con capacidad de resolución y que tome en serio nuestros reclamos”, afirmó el alcalde de Chumbivilcas, David Vera, al diario El Comercio.

Agregó que el lunes enviarán un documento a la PCM para solicitar que lleguen a la provincia cusqueña el jefe de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad, Rolando Luque, y los ministros de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra; de Agricultura, José Hernández; y de Salud, Patricia García.

“Vamos a citarlos para el día 3 de noviembre. Si no vienen en esa fecha, iremos al paro indefinido desde el 7 (de noviembre). Esperamos que no sea necesario”, aseguró.

Guider Puma, del Frente de Defensa de los Intereses del distrito de Velille, uno de los 8 distritos de Chumbivilcas, explicó a este diario que su localidad tiene casi los mismos reclamos de las comunidades adyacentes a Las Bambas.

“El polvo de los camiones de Las Bambas está afectado la agricultura en la zona. Queremos que el Estado se comprometa a colocar asfalto de buena calidad en los casi 200 km que recorren en Chumbivilcas”, expresó Puma.

El anuncio del paro en Chumbivilcas se da a una semana de la visita del primer vicepresidente de la República, Martín Vizcarra, a Cotabambas, lugar donde se desarrollaba un paro indefinido contra el proyecto minero Las Bambas. En la reunión el también ministro de Transportes y Comunicaciones pidió una tregua de 45 días para analizar sus pedidos y ofrecer soluciones.

A la fecha, cuatro comunidades de Cotabambas no levantan el paro y siguen bloqueando la carretera de acceso a Las Bambas, por lo que el conteo de los días de tregua aún no comienza.

El Comercio