Petroperú denuncia otro derrame de crudo en la Amazonía causado por un atentado

El oleoducto que transporta el petróleo extraído en la Amazonía peruana hasta el océano Pacífico sufrió una nueva fuga, la octava en lo que va de año, causada por un atentado, denunció la empresa estatal Petroperú.

El derrame de crudo se produjo en el noreste de Perú, entre los kilómetros 82 y 83 del tramo 1 del Oleoducto Nor Peruano (ONP), cerca de la comunidad 6 de julio, del distrito Laguna de Loreto, en la región selvática de Loreto.

Petroperú, operadora del oleoducto, señaló en un comunicado que los habitantes de esa comunidad interrumpieron las acciones de los técnicos y otros trabajadores de la compañía para contener la fuga y exigieron que se retirasen todos hasta la llegada de una comisión negociadora de la empresa estatal.

De las ocho fugas de petróleo registradas este año en el Oleoducto Nor Peruano las cuatro últimas fueron provocadas por personas ajenas a la instalación, según los comunicados de Petroperú en cada una de las ocasiones.

Las operaciones en el oleoducto se encuentran paralizadas desde febrero por mandato del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) tras producirse dos derrames que vertieron al menos 3.000 barriles de petróleo a ríos de la Amazonía.

Cerca de la parte inicial del oleoducto centenares de indígenas mantienen bloqueado desde hace más de 40 días el tránsito fluvial en un tramo del río Marañón para reclamar la limpieza del crudo derramado en los ríos del distrito de Urarinas.

El Oleoducto Nor Peruano, que entró en funcionamiento en 1977, transporta el crudo extraído desde los pozos en la selva a través de 854 kilómetros de tuberías que atraviesan la Amazonía y los Andes hasta llegar al terminal portuario de Bayóvar.

El Economista América