Luego de que el gobierno planteara una tregua de 45 días a los comuneros de Cotabambas (Apurímac) para dar solución al conflicto por el proyecto minero Las Bambas, ayer se desbloqueó la carretera que une Challhuahuacho y la región de Cusco.

Fuentes de Perú21 indicaron que, por el momento, se permite el ingreso de vehículos de pasajeros, y aquellos que transportan alimentos y combustibles. No obstante, todavía no sale ningún vehículo que lleve la producción de la mina en conflicto.

Según informó el vicepresidente de la República, Martín Vizcarra, a RPP Noticias, la comisión del Ejecutivo encargada de encontrar una solución a este problema permanecerá en Cusco para realizar diálogos complementarios con los pobladores de la zona.

En ese sentido, aseguró que más del 80% de las personas que estaban en huelga ya aceptaron suspender la paralización y continuar con el diálogo.

“No queremos ir solamente a apagar un incendio, queremos darles un proyecto integral de desarrollo”, afirmó el también ministro de Transportes y Comunicaciones.

Asimismo, manifestó que la intención es elaborar un cronograma para ejecutar el proyecto, y que la intención es cumplir con los comuneros.

Al respecto, el alcalde provincial de Cotabambas, Odilón Huanaco, confirmó que se brindará la tregua solicitada por parte del Ejecutivo, e indicó que en los próximos días buscarán reunirse con la minera MMG-Las Bambas para llegar a un acuerdo de indemnización.

“En 45 días esperamos que ya exista una solución por parte del Ejecutivo. Nosotros consideramos que el problema se va a solucionar”, aseguró a este diario.

Se resisten:
No todas las comunidades estarían a favor del reciente diálogo con el Ejecutivo. Rodmy Cabrera, vocero de las comunidades afectadas, manifestó que se requería que el vicepresidente dialogue con todos los afectados “y no solo con los alcaldes, como lo hizo”.

“Hay frustración porque no se ha hablado directamente con las comunidades y nosotros exigimos un trato más directo”, expresó.

Del mismo modo, Juvenal Huamaní, presidente de la comunidad Pumamarca, una de las cuales es aledaña al proyecto, manifestó que continuarán con las paralizaciones hasta que el Ejecutivo converse directamente con ellos.

“Los alcaldes le dieron un plazo al vicepresidente, pero nosotros no hemos apoyado eso porque con nosotros no conversaron. Pedimos que se atienda nuestra solicitud y se nos indemnice como corresponde”, señaló.

Según se supo, las otras comunidades aledañas tampoco estarían de acuerdo con dar el plazo al Ejecutivo, entre las cuales se encontrarían Choquecca-Antuyo y Allahua.

Sabía que…
La minera MMG-Las Bambas invocó a todas las comunidades a que se sumen al proceso de diálogo con el Ejecutivo y saludó los avances logrados hasta el momento en relación al proyecto.
El presidente Pedro Pablo Kuczynski negó tener alguna participación en el directorio de la empresa vinculada al proyecto, como señaló un semanario local. Según indicó, renunció a todos los directorios en los que tenía participación, en el 2015.