Al menos una persona murió y otras tres resultaron heridas cuando la Policía Nacional de Haití disparó a damnificados del huracán Matthew durante un reparto de alimentos en el suroeste del país.

La persona muerta es una adolescente de 16 años que formaba parte de un grupo que acudió al donativo, en la localidad de Dame Marie.

De acuerdo a la policía, el incidente se produjo cuando el reparto se salió de control debido al desorden de la gente.

Los heridos fueron trasladados a un hospital de la zona, aunque las autoridades no informaron sobre su condición.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), alertó ayer que la seguridad alimentaria de unos 800 mil haitianos se encuentra “seriamente” amenazada después de que el huracán Matthew “devastó” hace dos semanas la mayor parte de los cultivos del país.

La temporada de siembra de invierno se acerca rápidamente. Los productores agrícolas lo han perdido todo. Si no actuamos ahora para proporcionarles los granos, fertilizantes y otros materiales que necesitan, no podrán sembrar y se enfrentarán a una persistente inseguridad alimentaria”, dijo el representante de la FAO en Haití, Nathanaël Hishamunda.

Según un informe realizado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Gobierno de Haití y la FAO, la situación es especialmente grave en la costa sur del país, donde el huracán tocó tierra a principios de este mes.

Los últimos informes de los organismos de socorro de Haití aseguran que el fenómeno causó 573 muertes, además del desplazamiento de 175 mil 500 y la desaparición de 75 personas.

Excélsior