Este sábado zarparon dos buques desde el Puerto La Guaira, en el estado Vargas, hacia la República de Cuba y la República de Haití para contribuir con la reparación de los daños causados por el huracán Matthew en estas naciones caribeñas.

El ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, indicó que para Cuba salieron 400 toneladas de ayuda humanitaria, mientras que para Haití fueron despachadas 328 toneladas, que incluye materiales y máquinas para la construcción de viviendas, como parte de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor.

Reverol indicó que esto es parte de las acciones solidarias y de hermandad que contempla la política exterior de Venezuela, impulsada tras la llegada de la Revolución Bolivariana, para rescatar los valores humanistas del Padre de la Patria, Simón Bolívar, quien sostuvo lazos de hermandad con el presidente de Haití, Alexandre Petión, y con el héroe nacional de Cuba, José Martí.

Es la “integración latinoamericana y caribeña, es el acercamiento al concepto de la Patria Grande, demostrando nuestro amor” por los pueblos, destacó Reverol.

Tras el paso del huracán Matthew, Venezuela también instaló un corredor humanitario internacional para ayudar a los dos países caribeños.

Al respecto, el ministro para la Vivienda y Hábitat, Manuel Quevedo, indicó que fueron además creados dos corredores internacionales de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor: el corredor internacional 251 en Cuba y el corredor internacional 252 en Haití, ambos dirigidos a reconstruir las viviendas que fueron devastadas por el fenómeno natural.

Quevedo indicó que fueron enviadas plantas de mortero húmedo, una para cada país. Estas permiten producir en pocas horas mezcla con cemento y otros materiales para la construcción y rehabilitación de casas, e incluso para la recuperación de vialidad. También fueron enviados 37.500 metros cuadrados de techo para Cuba y 27.500 metros cuadrados para Haití.

En este acto, también estuvieron presentes los embajadores en Venezuela de Cuba, Rogelio Polanco, y de Haití, Leslie David, quienes agradecieron esta iniciativa de la República Bolivariana.

“Gracias por el esfuerzo para ayudar a mi pueblo que enfrenta esta dificultad“, dijo David, quien además recordó que, en circunstancias de dificultad, Venezuela siempre le ha tendido una mano amiga a quienes más lo necesitan.

Por su parte, el máximo representante de la diplomacia cubana expresó: “Infinitas gracias al Gobierno Bolivariano, al presidente Nicolás Maduro y al pueblo de Venezuela. Es un ejemplo de solidaridad, de hermandad y una demostración de lo que se puede hacer cuando hay voluntad política”.

“Demuestra el alto valor humanista y solidario del pueblo venezolano“, recalcó Polanco.

Noticias 24