El plan fracasó: Derecha llamó a paro y hasta los empresarios le dieron la espalda

Este viernes, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello manifestó con respecto al paro nacional convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en el país que el plan fracasó, “hasta los empresarios le dieron la espalda”.

Durante una movilización en el estado Portuguesa, el dirigente nacional expresó que el pueblo revolucionario quiere trabajar.

“Venezuela quiere un futuro tranquilo, nuestra apuesta debe ser la paz, pero hay que trabajarla, lucharla y conseguirla a pulso para conservarla”, agregó.

Manifestó que el pueblo no quiere sentirse angustiado todos los días y que la oposición venezolana no tomará el poder, “no hay manera que lo hagan”.

En este sentido, llamó a la organización de las fuerzas revolucionarias, a preparar el morral de Chávez y las esperanzas de un pueblo para acompañar al presidente de la República, Nicolás Maduro el próximo jueves 03 de noviembre al Palacio de Miraflores.

“Desde Portuguesa, así sea caminando, en burro o en bicicleta, nos vamos para Caracas, la derecha sentirá la voz del pueblo”, indicó.

Señaló que así como no pudieron con el Líder de la Revolución, Hugo Chávez en el 2002, tampoco podrán con Nicolás Maduro este año.

“Esto lo hacemos por los niños, por la juventud de esta Patria, por el futuro. Si no damos la cara para defender la Revolución, nuestros hijos deberán hacerlo dentro de 20 años”, afirmó.

Finalmente, añadió que la Revolución va a volver a vencer, pero va a haber justicia, pues todo aquel que atente contra la Patria, la justicia tiene que aplicársele, “ya basta de tanto daño a nuestro pueblo, llámese como se llame”.

PSUV


Venezolanos acatan llamado a Paro Cívico para exigir respeto a la Constitución

A pesar de las amenazas y de la persecución por parte del régimen de Maduro, el pueblo venezolano se paraliza este viernes para exigir respeto a la Constitución Nacional. La capital, y demás estados del país, amanecieron con sus calles desiertas y con poco transito vehicular. La ciudadanía no acudió a sus puestos de trabajo y, aunque las escuelas de educación superior abrieron sus puertas, hubo escasa presencia del alumnado.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Cuo Torrealba, explicó que la actividad no se trata de un paro empresarial, sino de un paro cívico y de conciencia ciudadana, para dejar claro a Maduro que el pueblo ya decidió derrocarlo. “Venezuela se para 1 día, pero la lucha no se detiene”, expresó.

La coordinadora nacional de la central Unión Nacional de Trabajadores (Unete), Marcela Maspero, catalogó el Paro Cívico Nacional como “una victoria popular” debido a la poca afluencia de personas de en las calles venezolanas. Aseguró que en el área comercial “la victoria es más contundente” debido a que cada trabajador se unió a la jornada por su libre albedrío.

La dirigente nacional del partido progresista, Gladys Castillo, destacó la baja asistencia de los niños a los colegios en Caracas. “Hay poca afluencia de personas, se nota en el Metro de Caracas, en los bancos, en los comercios y en los bulevares. Algunos que otros comercios han abierto a raíz de las amenazas hechas por Diosdado Cabello sobre los comercios que no abrieran el día de hoy. Los colegios no tuvieron casi ninguna afluencia de alumnos y de personal educativo, por lo que han tenido que devolver a los jóvenes. El régimen ha puesto autobuses en el centro y han puesto a los trabajadores públicos a caminar en la calle para intentar mostrar afluencia en la calle”.

La dirigente nacional del partido progresista, Gladys Castillo, destacó la baja asistencia de los niños a los colegios en Caracas. “Hay poca afluencia de personas, se nota en el Metro de Caracas, en los bancos, en los comercios y en los bulevares. Algunos que otros comercios han abierto a raíz de las amenazas hechas por Diosdado Cabello sobre los comercios que no abrieran el día de hoy. Los colegios no tuvieron casi ninguna afluencia de alumnos y de personal educativo, por lo que han tenido que devolver a los jóvenes. El régimen ha puesto autobuses en el centro y han puesto a los trabajadores públicos a caminar en la calle para intentar mostrar afluencia en la calle”.

El responsable de la tolda naranja en Yaracuy, Gabriel Gallo, explicó que “la sociedad civil, comerciantes y transportistas se sumaron al paro cívico nacional. Más de un 70% de los distintos comercios, de las industrias y otros sectores se sumaron al paro cívico nacional en solidaridad para con todos los que hoy están pasando penuria y necesidad. Esta actividad es una protesta pacífica y democrática, pero contundente, hoy el país no está avanzando, no está produciendo, no está en desarrollo porque hay un gobierno que no escucha al pueblo que hoy quiere cambio”.

MUD