Diferentes movimientos sociales de mujeres, en representación de las bases populares, se dirigieron al Ministerio Público (MP), para consignar una denuncia en contra de los actos de discriminación y violencia contra las féminas venezolanas por parte de dirigentes de la derecha, entre ellos Henry Ramos Allup, Henrique Capriles Radonski y Julio Borges.

Desde las afueras del MP, Ingrid Barón, vocera del Consejo Presidencial del Gobierno Popular de la Sexodiversidad, rechazó la prácticas políticas y actos de violencia de la derecha venezolana hacia las mujeres que ocupan cargos públicos.

“Desde la sexodiversidad rechazamos este tipo de prácticas políticas (… ) Sabemos muy bien las prácticas de la derecha fascista, la oposición venezolana incurre en violación de los derechos humanos” sostuvo.

Barón señaló que los movimientos sociales están presentes rechazando cualquier tipo de comportamiento que no vaya acompañado de los sectores populares.

“Día a día estamos demostrando el compromiso y la lealtad con una Revolución Bolivariana, chavista, que siempre ha sido garante de los derechos humanos”, expresó.

Por su parte, Marlyn Ramos, integrante de la Misión Madres del Barrio, señaló que no van a permitir la violencia contra las mujeres bajo ninguna circunstancia.

Ramos también resaltó el compromiso con el presidente Nicolás Maduro y los sueños de Hugo Chávez, por la construcción de la Patria Socialista, refirió un parte de prensa del MinMujer.

“Las mujeres venezolanas no vamos a seguir siendo objeto de ataque, anulación, vejación y violencia, nosotras no seguiremos permitiendo que humillen a compañeras que ocupan cargos de relevancia en el Gobierno Nacional”, destacó la vocera.

Doris Tellería, en representación de las Mujeres vencedoras y luchadoras del cáncer, señaló: “Estamos aquí para decir: basta de faltar el respeto a la mujer venezolana, la patria es una mujer, y esta patria se respeta”.

Ciudad CCS